Saltar al contenido →

Mes: Febrero 2013

Tercera etapa del capitalismo: antesala del Gobierno Mundial

Fragmentos del artículo “EE.UU. y el Gobierno Mundial”, por Yvor Benson

1. Dos guerras mundiales, guerras de intervención, revoluciones y crisis son hoy generalmente reconocidas como episodios de una única época de conflictos que comenzó en 1914 y no ha terminado aún. Es una era que ha traído al mundo más cambio y tragedia que ninguna otra en la historia conocida.

2. El conflicto es el producto de una revolución global destinado a concentrar todo el poder político en un único Gobierno Mundial. Esta ambición ha requerido la eliminación de cada manifestación de poder local por separado, incluyendo el poder de las naciones mismas.

3. Quigley pone perfectamente en claro que los capitalistas que constituyen los miembros de esta “red” siempre trabajaron, en los Estados Unidos asociados con grupos comunistas y socialistas explicando, sin embargo, que “El poder que ejercieron estos izquierdistas nunca fue su propio poder o el poder comunista, sino que fue en última instancia el poder del grupo financiero internacional”.

4. La búsqueda de estos fines va a requerir del uso de poderes coercitivos por parte de los gobiernos sobre los individuos, ya que ninguna otra cosa podría traer una homogenización substancial, tanto nacional como internacional, de naciones, sociedades, grupos e individuos altamente diversos. Ello provocará agudas tensiones políticas y sociales. Desviará las energías y recursos de la gente de la actividad económica a la política. Un nuevo orden internacional puede realmente emerger, pero no será uno de libertad o prosperidad.

5. La primera parte de la respuesta es que el drama de la ambición imperial de imponer un Gobierno Mundial es sólo parte de un drama mundial histórico universal más grande y vasto, en el cual y en diferente grado, todos estamos atrapados.

6. Se fue creando un medio ambiente global en el cual sólo debía esperarse que los sueños de un Gobierno Mundial tomaran forma. Con el dinero como el único repositorio e instrumento del gran poder, disponible en cantidades inimaginables, ahora parecía posible para el intelecto el controlar y dar forma a la historia mundial como un todo, como lo había hecho hasta el momento influyendo sólo separadamente en el destino de las diferentes naciones.

7. Encontramos, por lo tanto, que el utopismo visionario de la “idea Inglesa” de Ruskin, como la entendían Rhodes y su círculo, tenía mucho en común con el evangelio marxista-leninista que era igualmente racionalista e igualmente motivado por la noción de establecer un “reino del cielo en la Tierra”.

8. La existencia de una poderosa elite financiera-capitalista inclinada a crear “un sistema mundial de control financiero en manos privadas para dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo como un todo”.

9. Reconocieron en el socialismo marxista un modo de concentración del control financiero y político en sus manos, apuntado al establecimiento de un “Nuevo Orden Mundial” que ellos también pudieran controlar.

10. La gente podía ser dividida en tres clases: una diminuta minoría que hace que las cosas pasen, un grupo un poco más grande que mira las cosas que pasan, y la gran mayoría de la humanidad que no tienen ni la más mínima idea de lo que pasó.

11. Hoy, ninguna investigación histórica es más peligrosa que aquella que tiene que ver con los esfuerzos para averiguar, cómo y por quién, es ejercido el poder en los niveles más altos. A cualquier historiador que se arriesga en este campo de la investigación se le hace entender que lo hace a su propio riesgo.

12. Ambas ramas del capitalismo financiero estaban jugando el mismo juego y utilizando prácticamente los mismos métodos. Ambos habían reconocido instantáneamente en el socialismo marxista un instrumento para la expansión, consolidación y concentración del gran poder financiero y su traducción en poder político. Ambos habían ayudado a financiar la Revolución Bolchevique y estaban envueltos en el financiamiento de sucesivos planes quinquenales soviéticos.

13. “La historia del siglo XX tal como se registra en los libros de texto y en los diarios del “Establishment” es inexacta… Mediante fundaciones controladas por esta elite, la investigación realizada por estudiosos sumisos y débiles, “conservadores” como “liberales”, fue dirigida hacia canales útiles para los objetivos de la elite, especialmente para mantener este aparato de poder subversivo e inconstitucional”. El conocimiento de la existencia de este sistema global de control de las mentes es el primer requerimiento para la interpretación precisa de la historia contemporánea. Se establecieron zonas prohibidas en el campo de la investigación y el debate, con penas para los que cruzaran la frontera fijada.

14. Se colocaron barricadas de intimidación en el campo de la opinión pública, como cercas electrificadas, todas diseñadas para desalentar las acciones de los “intrusos” que trataran de averiguar “qué se está haciendo para que las cosas pasen” y “quién” lo está haciendo.

15. Futuras generaciones contemplarán con asombro la forma en que los pueblos de Occidente fueron desposeídos del poder durante el siglo XX.

16El mecanismo controlador de todo esto es el dinero.
En el primer estadio del capitalismo, el dinero es simplemente un medio de intercambio, una forma de evitar la inconveniencia del trueque. El dinero es entonces en algunos casos, por sí mismo, un elemento de valor: hierro, cobre, plata, oro, etc.
En el segundo estadio del capitalismo, el que prevaleció hasta principios de este siglo, los dueños de las empresas de negocios, representadas en mayor medida por nombres como Rockefeller, Carnegie, Krupp, Ford, Astor, Morris, etc., eran también los dueños del dinero, asociada con la conducción de sus actividades: el sistema bancario también les pertenecía.
En el tercer estadio del capitalismo, los pioneros propietarios de las empresas de negocios son sobrepasados y reemplazados por el capitalismo de aquellos que comercian exclusivamente con el dinero; las ganancias hechas a través del comercio del dinero comienzan a exceder enormemente a las ganancias hechas fabricando y distribuyendo productos.

17. Este es el poder que ahora busca la realización nacional en la disolución de todas las demás nacionalidades y el establecimiento de un Gobierno Mundial totalmente bajo su Control.

18. El capitalismo en su “tercer estadio”, sin embargo, es solo uno de los factores más importantes en la ambición moderna de un Gobierno Mundial. El otro es el factor intelectual, lo que pasa por la mente de aquellos en los que hay que confiar para llevar a cabo los planes y propósitos de los que tienen el dinero. Puede decirse entonces, que los grandes cambios que se han dado en el Siglo XX – habiendo comenzado mucho antes – son el producto de una alianza entre el dinero y el intelecto; ya que sólo con la sumisión y la cooperación de una clase educada es que el dinero puede ser convertido en poder.

19. Aquellos que desean entender qué significa el concepto de Gobierno Mundial sólo necesitan saber qué ha pasado en los Estados Unidos de América: quién financia a los políticos, quién controla los medios de comunicación, quién domina las instituciones de educación superior, la comercialización de libros etc. De casi igual importancia fue el derrocamiento, el despojo y el virtual genocidio de la tradicional clase gobernante en la Rusia zarista. Allí, sin embargo, parece haberse estacionado un enorme deshielo político y de poder y la situación en la Unión Soviética hoy es muy diferente de lo que esperaban confiadamente aquellos banqueros Occidentales que financiaron la Revolución Bolchevique.

20. En realidad, hoy hay – sin duda – más libertad de expresión en la Unión Soviética, que en la mayoría de los países Occidentales, donde una vieja e invisible censura es tan efectiva como cualquiera impuesta por la KGB y sus predecesores.

21. Un Islam fundamentalista en Irán ha demostrado, como nunca antes en este siglo, el poder potencial de la religión como una forma de ordenar la resistencia política popular.

22. Frecuentemente se ha cuestionado cómo y porqué ha sido posible para la gente en Occidente, haber dado tan poca respuesta a las repetidas advertencias acerca de la conspiración de un Gobierno Mundial, el que llevaría al mundo entero a otra larga era negra.

23. Esta breve discusión del tema del Gobierno Mundial estaría incompleta, sin la mención de una forma de resistencia que podría producir algunos efectos altamente dramáticos en los próximos años: el llamado revisionismo histórico.

24. Sólo se necesita la demolición de una o dos de las más elaboradas y vigorosamente promovidas falsedades del Siglo XX.

2 Comments

Antes del Gobierno Mundial: empapelar el mundo con dólares sin valor. Después del Gobierno Mundial: eliminación total del dinero. Objetivo: esclavización absoluta de toda la humanidad

La prohibición del dinero en efectivo, presagia controles de capital

(OroyFinanzas.com) – Beat Kappeler, sociólogo, periodista y escritor suizo, publicaba el pasado domingo 24 de febrero en el periódico suizo ‘Neue Zürcher Zeitung’, un sugestivo articulo titulado “Mi punto de vista es que detrás de la prohibición del pago en efectivo, se encuentra el estado policial”.

Kappeler relataba que el más insensato de todos los emperadores romanos en materia económica fue Maximino el Tracio, el primero de los emperadores-soldado y que su vida, su obra y su muerte son una lección para nosotros. Maximino entre los años 235 y 238 se metió en guerras, necesitaba dinero y acuñaba cada vez más dinero hasta que llegó a no valer nada. Maximino llegó a prohibír el pago de los impuestos con dinero, pero en cambio exigía oro, plata y materias primas. El estado rechazaba su propio dinero.

Muchos estados europeos semiquebrados en la actualidad también prohíben o tienen previsto prohibir los pagos en efectivo por encima de los 1.000 euros como Francia. En Grecia incluso se habla de limitar el pago en efectivo a 500 euros. En Suiza también está previsto prohibir los pagos en efectivo por encima de 100.000 francos en la compra de viviendas. En España desde noviembre 2012 está prohibido pagar un importe superior a 2.500 euros en efectivo. La nueva norma forma parte de la nueva Ley Antifraude y afecta a operaciones en las que haya, al menos, un empresario o un autónomo.

El experto sociólogo, periodista asegura que Occidente anteriormente libre, se ha convertido en una sociedad esclavista, a cuyos miembros se les dicta desde el poder, lo que tiene valor y lo que no, lo que hay que cambiar y cómo. Y si bien el dinero en sí mismo todavía no está prohibido, de hecho se imprime hasta el infinito, pero los billetes y monedas están quedando fuera de la ley. Los títulos, acciones, bonos sólo son un montón de electrones, contabilizados de manera abstracta por unos técnicos, pero a los que los ciudadanos ya no tienen acceso.

Según Kappeler las implicaciones son evidentes, oficialmente se trata de luchar contra el blanqueo de dinero o la evasión fiscal, pero claramente es una nueva versión de control de la ciudadanía, con la variante de que el dinero es sospechoso y requiere justificación. Desde la crisis financiera de 2008, los ciudadanos ya no pueden ni siquiera protegerse de los bancos, manteniendo efectivo. Mohamed El-Erian, jefe de PIMCO uno de los mayores fondos de inversión del mundo, durante el colapso de Lehman Brothers en 2008 le ordenó a su esposa a recoger todo el efectivo disponible. En el futuro si se hiciera algo parecido no se podría gastar, sólo sería papel impreso necesitado de justificación. El ciudadano del futuro estará encadenado a los bancos.

La confianza en el dinero está menguando dramáticamente. El dinero tiene exactamente el valor que le atribuyen los ciudadanos. En vista de este panorama aparecen otros depósitos de riqueza como el oro de inversión, las joyas, el arte, los inmuebles y la tierra de cultivo. “Y un fusil para defender el cultivo o el oro enterrado. La imagen no es demasiado dramática, porque el fin de la confianza en el dinero también significa el fin de la civilización tal como la conocemos”, asegura Beat Kappeler.

En el futuro el estado podrá gravar o intervenir fácilmente las cuentas electrónicas, valores, bienes y registros, mientras, que los secuaces de Maximino el Tracio tenían que trabajar para arrebatarle de las manos las vacas y el oro a los ciudadanos.

La obligatorirdad de los pagos electrónicos son los precursores de los controles de capital. Muchos ven la prohibición de dinero en efectivo como un primer paso. Controlar para luego restringir las transferencias y la libre circulación de bienes, servicios y personas. El sobreendeudamiento de los países occidentales y el nuevo principio de la “seguridad antes que la libertad”, convierten a los ciudadanos en sujetos manipulados. “Ah, Maximino terminó mal, apuñalado por sus propios soldados”.

© OroyFinanzas.com

3 Comments