Saltar al contenido →

Mes: Octubre 2009

Las mentiras de Blavatsky

H. P. Blavatsky. H. de horrenda. P. de plagiadora. ¿Bla de blasfema? ¿O Bla de bla bla bla? Blavatsky no era su verdadero apellido. ¡Hasta su apellido plagió!

En el demoledor libro de Solovioff, “A Modern Priestess of Isis”, ocultado durante decenas de años, su autor incluye un no menos demoledor artículo de Emmette Coleman, sobre el verdadero origen de los libros de Blavatsky. Según Blavatsky todos sus conocimientos los había aprendido en Oriente y también de unos supuestos maestros del plano astral. Aquí está la prueba de los miserables plagios de Blavatsky. Era rusa, vivía en Estados Unidos, trabajaba para el servicio secreto inglés y se hacía llamar “Madame”, en francés. Fundó la Sociedad Teosófica para ayudar a extender las garras del imperio masónico inglés en el mundo.

En honor a la verdad hemos traducido el artículo de Coleman para Uds.

Vean como las pruebas desenmascaran y desintegran a la timadora rusa.

LA FUENTE DE LOS ESCRITOS DE MADAME BLAVATSKY

De W.M. EMMETTE COLEMAN.*

Durante los últimos tres años he hecho un análisis bastante exhaustivo de los contenidos de los escritos de Madame H. P. Blavatsky, y he examinado las fuentes de donde los obtuvo, sin dar, por lo general, los créditos correspondientes a los autores y a sus obras. La presentación en detalle de las evidencias de dichas fuentes constituiría un volumen, pero las limitaciones de este artículo solo admiten un breve resumen de los resultados por mí alcanzados. Las pruebas detalladas y la evidencia de cada aserción ya están en parte impresas y en parte, en manuscrito; y serán plasmadas en su totalidad en una obra que estoy preparando para publicar, un exposé de la teosofía como un todo.  Ya hace dos años que las pruebas del plagio en gran escala realizado en Isis sin velo, el primer trabajo de Madame Blavatsky, están en circulación y a disponibilidad, y no se ha hecho ningún intento de negar o desautorizar la información allí presentada. En esa parte de mi obra que ya he mencionado, he presentado numerosos pasajes comparativos de los dos conjuntos de escritos: las obras de Madame Blavatsky, y los libros de los cuales ella copió los pasajes. También contiene listas completas de pasajes plagiados, indicando en cada caso la página de la obra de Madame Blavatsky en la que se encuentra el pasaje copiado y la página y nombre del libro del cual se lo copió. De esta manera, cualquiera puede comprobar por sí mismo la exactitud de mis afirmaciones.

En Isis sin Velo, publicado en 1877, descubrí unos 2000 párrafos copiados de otros libros sin el debido reconocimiento de autor. Luego de un cuidadoso análisis encontré que en la compilación de Isis fueron usados alrededor de 100 libros. En la obra se citan y se mencionan alrededor de 1400 libros; pero la autora copió todo de los 100 libros que poseía, que a su vez, citaban o mencionaban los otros 1300. En Isis hay alrededor de 2100 citas y referencias a libros que fueron copiados de segunda mano, es decir, de otros libros y no de los originales, y de las 2100 sólo alrededor de 140 se le atribuyen a los libros de los cuales  la autora copió las citas, de segunda mano. Los demás son citados de tal manera que inducen al lector a pensar que Madame Blavatsky ha leído y utilizado las obras originales, y que las ha citado de primera mano, y la verdad es que ella nunca leyó esos libros. De esta manera, muchos lectores de Isis, y por lo tanto, también los lectores de La Doctrina Secreta y el Glosario Teosófico, han sido subrepticiamente llevados a pensar que Madame Blavatsky era una lectora extraordinaria, poseedora de una vasta erudición; cuando en realidad su lectura era muy limitada y su ignorancia, profunda en todas las ramas del saber.
Los libros utilizados para compilar Isis, en su mayoría, eran literatura corriente del siglo diecinueve. Sólo uno de los libros raros y antiguos nombrados y citados estaba en posesión de Madame Blavatsky, Inmortality of the Soul, de Henry More, publicado en el siglo diecisiete. Uno o dos más eran de la 1º parte del presente siglo, y todo el resto pertenecen a la mitad o última parte del mismo. Nuestra autora hace grandes pretensiones de conocimiento cabalístico, pero cada cita y cada alusión sobre la Cábala, en Isis y en sus libros posteriores fueron copiadas de segunda mano de libros que contenían algunas citas sobre escritos cabalísticos, entre ellos, Masonic Cyclopaedia de Mackenzies, Gnostics de King y las obras de S.F. Dunlap, L.Jacolliot, y Eliphas Levi. Ni sola una línea de las citas en Isis de los antiguos místicos, Paracelso, Van Helmont, Cardan, Robert Fludd, Philalethes, Gaffarel, y otros, fueron tomadas de los libros originales, todas ellas fueron tomadas de libros que contenían algunas citas de esos autores. Los mismo sucede cuando ella cita a Josephus, Philo, y los Padres de la Iglesia, como Justin Martyr, Origenes, Clement, Ireneo, Tertuliano, Esusebius, y todo el resto. También, con los autores clásicos Homero, Ovid, Horacio, Virgilio, Platón, Pliny, y muchos otros. Las citas pertenecientes a todos estos libros fueron copiadas de segunda mano de algunos de los 100 libros usados para la compilación de Isis.
En varias instancias Madame Blavatsky, en Isis, dice tener, o haber leído ciertos libros de los que se habrían extraídos citas, siendo evidente que ni los poseía ni los había leído. En Isis, I, 369-377, hay una serie de citas de un libro de Figuier, que ella dice haber extraído del libro original, que  “está frente a nosotros”* (I., 369). Como cada palabra de Figuier en Isis fue copiada de Magie au Dix-neuvieme Siecle, pp. 451-457 de Des Mousseaux, la palabra “lies”* que ella usa en esa oración es muy oportuna. En Isis, I, 353, 354, et seq., asegura citar un texto que está en su posesión cuando todo lo citado fue copiado de Demonologia, pp. 224-259. En II., 8, ella alega haber leído una obra de Bellarmin, pero todo lo que dice sobre él, y todo lo que cita de dicha obra, está copiado de Demonologia, pp. 294. 295. En II., 71 afirma tener un tratado de De Nogen; todo lo que ella sabe de él y de su tratado fue tomado de Demonologia, p. 431. En II, 74, 75, se le hace creer al lector que ciertas citas de The Golden Legend fueron copiadas del original, y la verdad es que fueron tomadas de Demonologia, 420-427. En II, 59, ella da una descripción de un estandarte de la Inquisición, extraído, dice, “de una fotografía, del original procurado en el Escorial de Madrid que está en nuestra posesión”; pero la descripción fue copiada de Demonologia, p. 300.
En Isis, I, pp. XII a XXII, hay un informe sobre la filosofía de Platón y de sus sucesores. Estas diez páginas fueron copiadas casi en su totalidad de dos libros, Christianity and Greek Philosophy de Cocker y  Plato and the Old Academy de Zeller. Hay 25 pasajes de Cocker y 35 de Zeller; y sólo se da el reconocimiento de autor por una cita de Cocker y por casi una docena de líneas de Zeller. En Isis, II, 344, 345, se han copiado 9 pasajes de Zeller y se dan créditos por sólo uno.

*Nota del traductor: Juego de palabras: “lies” en “lies before us”” significa estar, hallarse; y como sustantivo, mentira.

A continuación, presento una lista de otros grandes plagios en Isis. Incluye los nombres de los libros que han sido plagiados y la cantidad de pasajes que han sido plagiados.

Entre otros libros plagiados, pueden mencionarse Dogme et Rituel de la Haute Magie, de Eliphas Levi y su La Science des Esprits, La Clef des Grands Mysteres, y Histoire de la Magie; Analysis of Religious Belief, de Amberley; Ser Marco Polo, de Yule; Chips, de Max Muller Vol I y II, Monumental Christianity, de Lundy; Eleusinian and Bacchic Mysteries, de Taylor (1875 ed.); Christ of Paul, de Reber; Rosicrucians, de Jenning; Anacalypsis, de Higgins; Ancient Faiths in Ancient Names, de Inman; Ancient Pagan and Modern Christian Symbolism, de Inman; Ancient Faiths and Modern, de Inman;  Sorcery and Witchcraft, de Wright; Egypt, de Bunsen;  Symbolical Language of Ancient Art and Mythology, de Payne Knight; Ancient Symbol Worship, de Westropp and Wake; India in Greece, de Pococke; History of Freemasonry, The Unseen Universe, de Findel; A Physician’s Problems, de Elam; Modern American Spiritualism, de Emma Hardinge; Immortality of the Soul, de More; Conflict between Religion and Science, de Draper; Pre-Adamite Man, de Randolph;  Jesus: Myth, Man, or God, de Peebles; Around the World, Principles of the Jesuits (1893), Septenary Institutions (1850), de Peebles;  Science and Spiritualism, Report on Spiritualism of the London Dialectical Society (1873), de Gasparin; Miracles and Modern Spiritualism, de Wallace;  y Body and Mind, de Maudsley.
Hace dos años publiqué la declaración en la que afirmaba que todo Isis era la compilación de algo más de 100 libros y revistas. En Theosophist, Abril, 1983, pp. 387, 388, el Coronel Olcott asevera que cuando Isis fue escrita, la biblioteca de la autora tenía alrededor de 100 libros y que durante su composición, varios amigos le prestaron unos pocos más. Estos, junto con sus propios libros suman algo más de 100, lo que concuerda perfectamente con el resultado de mi análisis crítico sobre cada cita y plagio en Isis.

La Doctrina Secreta, publicada en 1888, tiene las mismas características que Isis. Está llena de plagios y partes recicladas tomadas de otros libros. Hay dos libros en los que se basa esta obra: La traducción de Wilson de Vishnu Purana y Word Life del Prof. Winchell. La Doctrina Secreta está saturada de terminología hindú y sánscrita, que en su gran mayoría, ha sido copiada de Vishnu Purana de Wilson. Gran parte del libro está dedicado a la discusión acerca de varios puntos de la ciencia moderna, y la obra más usada por Madame Blavatsky en estas ocasiones fue World Life, de Winchell. Un ejemplo del plagio indiscriminado aparece en el Vol. II, pp. 599-603. Casi cuatro páginas enteras fueron copiadas de Pythagorean Triangle de Oliver y sólo se les ha dado el debido reconocimiento a unas pocas líneas. Gran cantidad de material de la Doctrina Secreta fue copiada de la obra de Oliver, sin dar el crédito correspondiente. Atlantis, de Donnelly, también fue ampliamente plagiada. Madame Blavatsky no sólo tomó de este escritor la idea general del origen de la civilización oriental, la mitología, etc. expresadas en Atlantis, sino que además se apropió con total frialdad de un número de las presuntas evidencias detalladas sobre dicho origen sin darle a Donnelly los créditos correspondientes. El Vol. II, pp. 790-793 contiene una cantidad de hechos, numerados sucesivamente  que prueban que Atlantis es la fuente, ya que fueron copiados casi en su totalidad del libro de Donnell, Cap. IV, manteniendo la misma numeración. Sin embargo, no hay la más mínima sugerencia en la Doctrina Secreta de que su autora tomó del libro de Donnelly este material. Además de los pasajes a los que se les ha dado el crédito correspondiente, hay otros 130 pasajes copiados del  Vishnu Purana de Wilson sin reconocimiento alguno y hay cerca de 70 pasajes extraídos de World Life de Winkel en la misma situación. De  Hindu Classical Dictionary, de Dowson hay 123 pasajes plagiados. De  Mythologie de la Grece Antique, de Decharme alrededor de 60 pasajes fueron plagiados; y de Qabbala, de Myer, 34. Estos son otros de los libros plagiados: Book of God, de Kenealy; Cabiri, de Faber; Great Pyramid, de Wake; Mythical Monsters, de Gould; Man before Metals, de Joly;  Modern Physics, de Stallo; Natural Genesis, de Massey;  Mythological Astronomy, de Mackey; Descent and Darwinism, de Schmidt; Human Species, de Quatrefages;  Modern Science and Modern Thought, de Laing; Cabbala Unveiled, de Mather; Musee de Boulaq, de Maspero; Maconnerie Occulte, de Ragon; Philosophy, de Lefevre; y  Force and Matter, de Buchner.
La Doctrina Secreta está basada ostensiblemente en ciertas estanzas, que se dice han sido traducidas por Madame Blavatsky de Book of Dzyan, el libro más antiguo del mundo  escrito en un lenguaje desconocido para la filología. Este libro, es una compilación hecha por Madame Blavatsky en su propio lenguaje, de una variedad de fuentes, que abraza los principios generales de las doctrinas y dogmas enseñados en la Doctrina Secreta. Yo encontré en este “libro más antiguo del mundo” afirmaciones copiadas de libros del siglo diecinueve, con la usual torpeza de Madame Blavatsky. Cartas y otros escritos de los adeptos se encuentran en la Doctrina Secreta. En estas producciones de los mahatmas he encontrado pasajes plagiados de  Vishnu Purana de Wilson y  de World Life de Winchell, del mismo carácter de los escritos atribuidos a la autoría de Madame Blavatsky. Presentaré pruebas detalladas sobre esto en mi libro. También he descubierto la fuente de la que ella tomó la palabra Dzyan.
El Glosario Teosófico, publicado en 1892, contiene palabras y términos del ocultismo y la teosofía ordenados alfabéticamente, con las correspondientes definiciones y explicaciones. Todo el libro, excepto por las confusiones, distorsiones, e inventos de Madame Blavatsky esparcidos aquí y allá, fue copiado de otros libros. Las explicaciones y definiciones de 425 nombres y términos fueron copiadas de Hindu Classical Dictionary de Dowson. De Vishnu Purana se copiaron 242 términos; de Handbook of Chinese Buddhism, Eitel, 179 y de Masonic Cyclopaedia, de Mackenzie, 164. A estos cuatro libros, se les dio un pequeñísimo crédito en el prefacio. A lo largo del Glosario, se da crédito de tanto en tanto a estos libros por algunos pocos párrafos extraídos de ellos, y los lectores son llevados a creer, que el comentario en el prefacio sobre estos cuatro libros, cubre solamente los pasajes en el Glosario en el que estos libros son mencionados como fuente, y lo ciertos es que comprenden todo el tema de los volúmenes de los cuales fueron sacados y no sólo una pequeña parte de la inmensa colección de material transferida en masse al Glosario. Pero no sólo fueron utilizados así los cuatro libros mencionados en el prefacio. Un glosario de sánscrito y términos ocultistas fue agregado a una obra llamada Five Years of Theosophy, publicada por Mohini M. Chatterji en 1885. Al menos 229 de esos términos y sus definiciones están copiados en el Glosario de Blavatsky, casi textualmente en cada instancia; y no se dieron los créditos por esta apropiación en gran escala de la obra de otro. No hay ni una referencia sobre el glosario de Chatterji en ningún lugar del Glosario de Blavatsky. Casi todo el material acerca de la mitología egipcia, etc., fue copiada de  Egyptian Belief and Modern Thought de Bonwick. Sólo una pequeña parte recibió el crédito correspondiente, pero más de 100 pasajes de Bonwick no fueron reconocidos. Prácticamente cada palabra acerca de la mitología Nórdica y Teutónica fue copiada de  Asgard and the Gods, de Wagner, una pequeña parte recibió los créditos correspondientes pero no así alrededor de 100 pasajes. Casi todo el asunto Tibetano fue tomado de  Buddhism in Thibet de Schlagintweit, una parte con el debido reconocimiento y 50 pasajes, sin el mismo. Mucho del material concerniente al Budismo del Sur fue copiado de Eastern Monachism de Spence Hardy, casi 50 pasajes sin dar los créditos correspondientes. La mayor parte del material de Babilonia y Caldea, fue extraído de  Chaldean Account of Genesis, de Smith con casi 50 pasajes sin mención de las fuentes. El material sobre Parsi y el zoroastrianismo fue tomado de la traducción de Darmesteter de Zend-Avesta, y la traducción de West del Bundahish en el Sacred Books of the East, la mayoría sin expresar los correspondientes créditos. Entre otros libros utilizados en la compilación del Glosario y que no han recibido créditos están: Hibbert Lectures , de Sayce;  Qabbala, de Myer,  Paracelsus, de Hartmann; la traducción de Crawford de Kalevala;  Gnostics, de King; Cabiri, de Faber; Catena of Buddhist Scriptures, de Beal; Buddhism, de Rhys Davids; Chinese Buddhism, de Edkins;  Guide au Musee de Boulaq de Maspero;  Notes on the Bhagavad Gita de Subba Row; Book of God de Kenealy; Works de Eliphas Levi  y muchos otros.

La Voz del Silencio, publicada en 1889 aparenta ser una traducción de Helena Petrovna Blavatsky de un libro tibetano. Se dice que pertenecen a la misma serie de Book of Dzyan, lo cual es cierto, ya que como esa obra, esta es una compilación de ideas y terminología de varios libros del siglo diecinueve, siendo de Madame Blavatsky la elección de las palabras y la fraseología. He examinado las fuentes de donde proviene, y se trata de una mezcla desorganizada de libros brahmánicos sobre Yoga y otros escritos hindúes; libros de los Budistas del Sur, en pali y singalés y los escritos de los Budistas del Norte, en chino y tibetano, todos tomados por Helena Petrovna Blavatsky de traducciones y escritos de europeos y otros orientalistas de hoy en día. En esta obra está mezclado el sánscrito, pali, tibetano, chino y términos singaleses, manifiesto disparate en una obra tibetana. He examinado los libros de los cuales estos términos han sido extraídos. Encontré insertadas en el texto de esta supuesta antigua obra tibetana, citas, frases y términos copiados de la literatura oriental actual. Los libros más usados para esta compilación son: Buddhism in Thibet, de Schlagintweit; Chinese Buddhism, de Edkins; Eastern Monachism, de Hardy; Buddhism, de  Rhys Davids; Raja Yoga y  Raja Yoga Philosophy (1888), de Dvivedi; también un artículo, “The Dream of Ravan” publicado en Dublin University Magazine, enero, 1854, del cual se tomaron extractos que aparecieron en Theosophist de enero 1880. Pasajes de este artículo y de los libros arriba mencionados están esparcidos en el texto de La voz del Silencio y en los comentarios, los cuales se admiten como obra de Blavatsky. Pruebas completas de esto, incluidos los fragmentos comparados, serán presentados en mi obra sobre la teosofía; incluyendo evidencia que demuestra que este antiguo libro tibetano contiene no sólo párrafos de libros hindúes citados en el artículo de Dublin Magazine sino también ideas y frases robadas del autor del siglo diecinueve de dicho artículo. Daré un ejemplo de la incongruencia de los elementos que compone el conglomerado de mezcla de términos e ideas en la Voz del Silencio. En la p. 87, se dice que los narjols de los budistas del norte son “versados en Gotrabhu-gnyana y gnyana-dassana-suddhi”. Helena Petrovna Blavatsky copió estos dos términos de Eastern Monachism, p. 281 de Hardi. Los términos usados en el Budismo del Norte son usualmente sánscrito o vienen del sánscrito; los términos usados en el Budismo del Sur, son usualmente pali o vienen del pali. La obra de Hardi, devoto del budismo Singalés, está compuesta de traducciones de libros singaleses y sus términos y frases son en gran parte, corrupciones singalesas del pali. Los términos singaleses son desconocidos para el budismo del norte. Los dos términos en Voice of the Silence, que describen la sabiduría de los Narjols, son corrupciones del singalés-pali, y por lo tanto desconocidas en el Tibet.  Narjol es una palabra inventada por Helena Petrovna Blavatsky, del tibetano Nal-jor, que encontró en la obra de Schlagintweit, p. 138, la r y la l transpuesta por ella.

El Budismo Esotérico, de A. P. Sinnett está basado en las afirmaciones hechas en las cartas recibidas por el Sr. Sinnett y el Sr. A. O. Hume, a través de Madame Blavatsky, supuestamente escritos por los Mahatmas Koot Hoomi y Morya, principalmente el primero. El Sr. Richard Hodgson amablemente me ha prestado un número considerable de las cartas originales de los Mahatmas que llevó a la producción de El Budismo Esotérico. Encontré en ellas, pruebas abrumadoras de que fueron escritas por Madame Blavatsky, evidencia que presentaré en su totalidad en mi libro. En estas cartas hay una cantidad de extractos de libros budistas presentados como traducciones de los originales hechas por los mismos escritores de las cartas. Ahí se demanda de los adeptos conocimientos de sánscrito, tibetano, pali y chino. He seguido hasta la fuente cada cita sobre las escrituras budistas en las cartas, y fueron todas copiadas de traducciones al inglés actuales, incluyendo hasta las notas y explicaciones de los traductores ingleses; principalmente de  Catena of Buddhist Scriptures from the Chinese de Beal. En otras partes en las que el adepto (?) usa su propio idioma para la explicación de ideas y términos budistas, encuentro que este supuesto idioma original fue copiado casi palabra por palabra de Buddhism de Rhys Davids, y otros libros. He examinado cada idea budista en estas cartas y en Esoteric Buddhism, y cada término budista, como Devachan, Avitchi, etc., hasta llegar a los libros de los cuales Helena Petrova Blavatsky los obtuvo.
Aunque se dice ella que posee dominio del sánscrito y del tibetano, las palabras y los términos en esos idiomas en las cartas de los adeptos fueron casi todos usados de una manera ridículamente absurda y errónea. El escritor de esas cartas era un ignorante del sánscrito y del tibetano. Los errores y torpezas en las mismas en lo que respecta a esos idiomas, concuerdan exactamente con la sabida ignorancia de Madame Blavatsky en los mismos. Esoteric Buddhism, como todas las obras de Madame Blavatsky está basada indiscriminadamente en plagios e ignorancia.
El Coronel Olcott admitió en Theosophist, enero, 1893, pp. 245, 246, que From the Caves and Jungles of Hindostan, aunque publicado en cartas a un diario ruso, como relatos veraces de experiencias reales de Madame Blavatsky en India, se trata prácticamente de una obra de ficción; y esto ha sido parcialmente concedido en el prefacio. Como todos sus otros libros, este es un enjambre de equivocaciones, inexactitudes, falsedades y tergiversaciones. Presentaré una completa descripción sobre este punto en mi obra.
En La Llave de la Teosofía, de Helena Petrovna Blavatsky al tratarse de un compendio de doctrinas, el plagio es de ideas y enseñanzas más que de fragmentos de otros libros. Además del plagio indiscriminado, estas son otras marcadas características de los escritos de Madame Blavatsky: (1) tergiversación en gran escala, distorsión y adulteración literaria, de los cuales, particularmente en Isis hay muchos ejemplos. Las cartas de Koot Hoomi a Hume y Sinnet contienen citas tergiversadas y adulteradas de libros budistas sagrados, fabricadas por el autor para dar forma a sus peculiares ideas, bajo el disfraz ficticio de budismo genuino. (2) Profusión de inexactitudes y errores en todas las ramas del conocimiento que ella trata; Por ej.: en Isis hay más de 600 aseveraciones falsas sobre el hinduismo, budismo, judaísmo, cristianismo, asiriología, egiptología, etc. (3) Equivocaciones y desatinos de varias clases – en los nombres de los libros y autores, en palabras y números, etc.; aproximadamente 700 sólo en Isis. (4) Grandes contradicciones e inconsistencias, tanto en puntos fundamentales y esenciales como en detalles y asuntos menores. Hay probablemente más de miles de contradicciones en todo el recorrido de sus escritos.
Las doctrinas, enseñanzas, dogmas, etc. de teosofía, publicadas por Helena Petrovna Blavatsky y de las que se afirma que tienen su origen en los cuasi- infalibles Mahatmas del Tibet fueron tomados prestados de filosofías y religiones del pasado y del presente, con ingredientes de la ciencia moderna. No hay nada original en este “Sabiduría de los Dioses” o “Sabiduría Religión”, salvo el trabajo de compilación. Madame Blavatsky reunió una gran cantidad de materiales de muchas y diferentes fuentes y junto con las tergiversaciones, distorsiones e invenciones que se que se le ocurrieron armó una masa heterogénea en la preparación del sistema de pensamiento llamado teosofía. Un cuidadoso análisis de sus enseñanzas muestra que los mismos fueron extraídos de las fuentes mencionadas más abajo. (1) Madame Blavatsky fue una médium espiritista muchos años antes de que se volviera teosófica. En sus comienzos la teosofía era un retoño del espiritismo; y de esta fuente ella tomó gran parte de su teosofía. Más de 267 puntos en sus enseñanzas fueron copiados de las enseñanzas del espiritismo. (2) El Hinduismo, en su última forma, constituye una de las mayores porciones de la teosofía. No he intentado realizar una exhaustiva clasificación de los puntos menores tomados de esta fuente, pero he notado 281 de gran importancia. (3) Del Budismo, he notado 63. (4) En los comienzos de la teosofía, los fundamentos de la mayoría de sus enseñanzas derivan de las obras de Eliphas Levi, y he contabilizado 102 puntos de ahí tomados. (5) De las obras de Paracelso fueron tomados 49. (6) De Jacob Bohme, 81. (7) De la Cabbala, 86. (8) De Platón, los platonistas, los neo-platonistas y Hermes, 80. (9) Del Gnosticismo, 61. (10) de la filosofía y ciencia moderna, 75. (11) Del Zoroastrianismo, 26. (12) De Perfect Way; Kingsford y Maitland, 24. (13) De mitología general, 20. (14) De Egiptología, 17. (15) De los Rosacruces, 16. (16) De otros místicos medievales y modernos, 20. (17) De una variedad de escritores clásicos, 16. (18) De asiriología, 14. (19) Del cristianismo y de la Biblia, 10. Además, en menor cantidad, se extrajeron doctrinas e información, de las siguientes fuentes: Los escritos de Gerald Massey, John Yarker, Subba Row, Ragon, J. Ralston Skinner, Inman, Keeley, Godfrey Higgins, Jacolliot, Wilford, Oliver, Donnelly, Mackenzie, Bulwer-Lytton, Kenealy, y varios otros; también de mitología china, japonesa, fenicia y quiche.

No hay un solo dogma o principio en teosofía, ni ningún detalle en la múltiple y compleja concatenación de supuestas revelaciones de verdad oculta en las enseñanzas de Madame Blavatsky y de sus pretendidos adeptos que no pueda ser señalada en la literatura mundial. Desde el principio al fin, sus escritos están dominados por un plagio doble, plagio de ideas y plagio de lenguaje.

San Francisco, California, U.S.A.
2 de agosto de 1893.

Nota
(*) Miembro, American Oriental Society, Royal Asiatic Society of Great Britain and Ireland, Pali Text Society, Egypt Exploration Fund, Geographical Society of California; Corresponding Member, Brooklyn Ethical Association; y Miembro, Advisory Council, Psychic Science Congress, Chicago, Illinois.

Un comentario