Saltar al contenido →

Gnosis Primordial Posts

Revolución Islámica convirtió a Irán en un poder económico

Tras la Revolución Islámica de Irán, la voluntad del pueblo bajo las orientaciones inteligentes del Imam Jomeini (que descanse en paz), otorgó grandes logros al país, especialmente en el campo económico, donde actualmente Irán se considera un poder regional.

La economía de Irán durante la monarquía Pahlavi era una economía de montaje, dependiente de Occidente y consumidor, administrada solo con el dinero de petróleo.

Con la victoria de la Revolución Islámica, Irán diseñó grandes objetivos como la independencia económica, la autosuficiencia, la creación de empleo y la otorgación de una vida estándar a sus ciudadanos.

A pesar de una enorme cantidad de dificultades y obstáculos como las amplias sanciones, una guerra impuesta de 8 años y diversas conspiraciones, en estas cuatro décadas, Irán ha sido capaz de alcanzar buenas clasificaciones en diversas áreas económicas.

Antes de la Revolución Islámica la industria petrolera de Irán, en gran parte estaba dirigida por los asesores extranjeros, pero la confianza en la tecnología y la ingeniería nacional, provocó una tendencia creciente en este campo.

A pesar de todas las sanciones, amenazas y presiones internacionales, actualmente Irán es el tercer mayor productor mundial de petróleo, y un miembro influyente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Las autoridades iraníes en reiteradas ocasiones han destacado la importancia de reducir la dependencia de los ingresos de las ventas de petróleo y gas, a través de aumentar las exportaciones no petroleras, una medida que ha tenido como resultado un aumento de la producción nacional, empleo y productividad.

Los productos no petroleros más exportados en los últimos años han sido, el propano líquido, metanol y el betún de petróleo.

La reducción significativa de la pobreza en el país es otro de los logros de la Revolución Islámica. En 1977, según el Banco Mundial (BM), el 46 % de los iraníes vivían por debajo del umbral de la pobreza. Esta cifra disminuyó al 8 % en 2015, según un informe del Foro Económico Mundial (FEM).

Esto balances positivos, junto con la reducción de las deudas externas y la atracción de inversiones extranjeras, demuestra el dinamismo y el relativo crecimiento de la economía de Irán.

En la clasificación económica de los países del mundo del último informe del BM, Irán, con más un billón 400.000 millones de dólares de Producto Interior Bruto (PIB), se ubicó en el lugar número 18, entre los 193 países, según el PIB total basado en la paridad del poder adquisitivo.

Asimismo, el informe prevé que el PIB de Irán al 2018 experimentará un aumento de más de 96.000 millones de dólares.

Fuente: https://www.hispantv.com/noticias/economia/367709/iran-revolucion-islamica-poder-economico-jomeini

Un comentario

De aprendices, partisanos y desertores

Los jóvenes del RAM que actúan en el sur del país han decidido, aparentemente, actuar como guerrilleros. Más allá de que en mi opinión atrasan medio siglo porque llegan a la escena política y social 50 años después, es de ellos la decisión. Si el Estado debe ser eliminado para que asuma un poder obrero que expropie a la burguesía, destruya el régimen capitalista e instaure un gobierno revolucionario, no hay duda que el camino elegido es ese. La destrucción del Estado no se obtiene mediante elecciones, régimen democrático, voluntad expresada en las urnas. Al poder se llega mediante la boca del fusil.

Es curioso que todavía se invoquen esas consignas antiguas luego de las sucesivas derrotas sufridas durante tantas décadas, con tantas decenas de miles de jóvenes muertos. Lo hacen justo en el momento en que las FARC y el ELN colombianos, los últimos exponentes del fracaso de la lucha armada, entregan sus armas y recurren al sistema de partidos para incorporarse al régimen democrático. Si se miran en ese espejo, jóvenes del RAM, comprobarán que están equivocados. Cometen un error gravísimo.

Pero más allá de estas disquisiciones, me guía otro propósito: Santiago Maldonado. Un joven pacífico, solidario, con aspiraciones de justicia, que un día se incorporó a un corte de ruta con un espíritu de confraternidad, y murió. Estamos hablando de un joven noble que creyó que era justo levantar las reivindicaciones del grupo RAM. Y la nobleza es un valor que no siempre se encuentra en políticos, sindicalistas y empresarios argentinos. Su rostro nos acompañará siempre. Y también la pregunta: ¿quién fue el responsable de su muerte?

Una de las reglas básicas del comportamiento militar, sea cual fuere la fuerza o grupo que actúe como tal, es que en el campo de batalla no se abandona a un camarada que ha caído herido. El compañero tiene el deber, la obligación, de levantar el cuerpo y no dejarlo abandonado al enemigo. Debe hacerlo aún corriendo el riesgo de sufrir la misma suerte.

Con mayor razón en este caso, puesto que Maldonado no conocía el terreno, no estaba acostumbrado a las tácticas utilizadas por sus amigos, nunca había sufrido persecución de las fuerzas de seguridad y, además de no saber nadar, desconocía que la temperatura del agua del río produce hipotermia en escasos minutos.

Los “insurgentes” del RAM lo abandonaron a su suerte. Ante el avance de la Gendarmería decidieron escapar a “su” territorio con una consigna vergonzante para quien pretende ser un guerrillero: “sálvese quien pueda”. Maldonado no pudo salvarse porque no recibió ayuda y quedó a merced de su propia ignorancia. Adelante, el compañero que huía, detrás la gendarmería. Su solidaridad no fue retribuida con la obligada camaradería de los aprendices de partisanos.

Tal vez para ocultar su propia cobardía es que mintieron afirmando que a Santiago Maldonado lo habían detenido y golpeado, tal vez por eso no pusieron empeño para buscar al compañero desamparado, en un territorio muy bien conocido por ellos. Porque no querían reconocer su propia deserción.

Sergio Bufano es periodista y escritor.

https://www.clarin.com/opinion/aprendices-partisanos-desertores_0_HyjFyOLSz.html

5 Comments

El dron submarino ruso armado con un “róbot-torpedo nuclear” que “causa pánico” en EE.UU.

El submarino-torpedo no tripulado que Rusia está desarrollando “sigue preocupando” a Washington y podría llegar a ser “la máxima arma nuclear”, según varios medios.

“Desde hace meses, en el Pentágono reina un pánico ligero”: la más reciente revisión de la postura nuclear de EE.UU. hace referencia “directa” a un nuevo invento ruso que puede superar los sistemas de defensa antimisiles norteamericanos, asegura la revista rusa Ekspert.

Se trata del ‘dron submarino’ Status 6. Este vehículo no tripulado que “sigue preocupando” a Washington es capaz de portar una carga nuclear autónoma —lo que se puede describir como “robot-torpedo nuclear”— de hasta 100 megatones, y en cuanto a velocidad podrá superar los 100 kilómetros por hora a profundidades de hasta un kilómetro. “La tarea principal de esta arma es causar un daño garantizado e inaceptable al territorio enemigo a través de la creación de zonas amplias de contaminación radiactiva, de tsunamis, etcétera”, explica la revista.

El Status 6 sería capaz de atacar concentraciones de buques militares estadounidenses, aunque podría también tener otro uso posible: servir como un “banco de prueba” para otras tecnologías, opina el experto Robert Farley en un artículo para la revista estadounidense The National Interest. Farley se pregunta si el proyecto llegará a convertirse en “la máxima arma nuclear” o si se trata de “una idea vieja que no se muere”, refiriéndose de esta manera al hecho de que “un torpedo nuclear fue –casi literalmente– lo primero que se le ocurrió crear a la URSS” en los tiempos de la Guerra Fría “para compensar el entonces masivo avance de EE.UU. en los sistemas de entrega”.

En declaraciones a The National Interest, el exoficial de la Armada estadounidense Bryan Clark afirmó que “la principal preocupación para EE.UU. sería que el Status 6 pudiera eludir sus defensas de misiles balísticos”. Manifestó además que “el problema sería cómo interceptarlo”, dado que “EE.UU. aún no ha desplegado buenas armas o tecnologías para detener vehículos subacuáticos no tripulados”.

Completamente demoledor

Clark señala que, por su naturaleza, el Status 6 sería utilizado en situaciones extremas de conflicto, pues, a diferencia de los misiles balísticos, no emite signos de advertencia a los enemigos. Además, el dron continúa su trayectoria sin desviarse hasta alcanzar su objetivo o ser interceptado, lo que lo diferencia de los submarinos tripulados.

En caso de penetrar en aguas enemigas y ser detonado cerca de la costa, su poder destructivo sería completamente demoledor: generaría olas de entre 101 y 228 metros a una distancia de 18,5 kilómetros del epicentro, las cuales cubrirían los poblados costeros de contaminación radiactiva.

“No sería fácil ni barato”

Según el analista, algunas especulaciones apuntan a que el vehículo subacuático ruso podría ser lanzado desde un submarino más grande, lo que permitiría “un lanzamiento relativamente sigiloso” más cerca de la costa de EE.UU., “reduciendo el tiempo para la respuesta antes de que alcance su objetivo y detone”.

En aguas menos profundas el Status 6 sería más vulnerable a una eventual interceptación, apunta Callender, si bien recuerda que “cuanto más cerca esté de la costa, mayor es la posibilidad de contaminación o de daño” si la ojiva explota como resultado de un golpe de un arma de EE.UU.

El experto cree que “con el tiempo y los fondos suficientes” la Armada de EE.UU. sería capaz de construir un arma dotada de la suficiente velocidad y profundidad para “detectar, localizar y destruir” el sumergible. En cualquier caso, “no sería fácil ni barato”, advierte Callender.

Fuente: actualidad.rt.com

2 Comments

Argentina de rodillas: desarme a pedido del Eje del Mal

Una multitud acompañó a los trabajadores de FANAZUL en la localidad de Azul contra la medida de cerrar esta empresa estratégica del Estado Argentino. Las imágenes fueron ocultadas por los grandes medios. La destrucción de Fabricaciones Militares es parte de una decisión de Mauricio Macri en el marco de los acuerdos estratégicos firmados con EEUU, Gran Bretaña e Israel.

Deja un comentario