Saltar al contenido →

Los jesuitas promueven las dictaduras marxistas

La historia confirma que Fidel Castro es un jesuita encubierto. La historia oculta sobre él es conocida por unos pocos historiadores competentes en el mundo. La fidelidad de este hombre es servir a la voluntad del General de los Jesuitas (Compañía de Jesús), con sede en EL VATICANO.

Permitamos que la historia del mundo exponga su verdadera identidad y que la historia de Cuba hable por sí misma:
Este es el sitio web siguiente de Cuba: http://www.cubaheritage.com
La página web es la biografía oficial cubana de Fidel Castro:

1) Fidel Castro asistió a tres instituciones jesuitas. Colegio Lasalle y Colegio Dolores.

2) Luego asistió a una universidad jesuita de “estudios preparatorios” – obviamente, lo que podríamos llamar un programa de “Estudios Generales” – en el Colegio Belén. “Estudios generales”, ya que, después de haberse matriculado allí, fue a la escuela de leyes.

3) Después de graduarse de la escuela de derecho se unió a los ortodoxos o Partido Demócrata Cristiano. Mis lectores europeos reconocerán inmediatamente que éste es el partido católico romano. El primer partido de la Democracia Cristiana comenzó en Italia bajo Pío XI en 1920. Pío XI disolvió después ese partido y dedicó todo su apoyo a Benito Mussolini y sus fascistas. El líder de la Democracia Cristiana se vio obligado al exilio, aunque él y El Papa Pío XI se mantuvieron en buenos términos. Fue en Londres, que este líder conoció a un compañero de exilio – Avro Manhattan.

Volviendo a Fidel Castro: Castro estaba, obviamente, trabajando de pleno para los jesuitas cuando se unió al Partido Demócrata Cristiano como un joven abogado. Para el tiempo de la revolución cubana en 1958-59, los jesuitas en América Latina eran de ideología marxista-leninista, como Avro Manhattan y el ex sacerdote jesuita, Malachi Martin, bien documentaron.

Malachi Martin explica cómo, en 1963, los jesuitas se convirtieron en fanáticos comunistas de extrema izquierda, al mando de Pedro Arrupe, marxista y un gran defensor de Fidel Castro. Martin documenta en su libro “The Jesuits and the Betrayal of the Roman Catholic Church” (Los jesuitas y la traición de la Iglesia Católica Romana) cómo los jesuitas procedieron a fomentar revoluciones comunistas en toda América Latina y África, con la ayuda de Castro.

El fallecido ex sacerdote jesuita Alberto Rivera, honestamente reveló que el General Jesuita Pedro Arrupe fue el jefe del Partido Comunista de España.

Malachi Martin dejó a los jesuitas en 1964, pero mientras trabajaba en el Vaticano, se dio cuenta del hecho de que éstos y muchos cardenales de alto rango, habían celebrado una Misa Negra en el Vaticano. (en la Catedral de San Pablo.). Durante esta Misa Negra, estos cardenales y jesuitas “instalaron” a Lucifer como jefe de la Iglesia de Roma. Malachi Martin creía que gran parte del clero romano, en ese momento, comenzó a practicar el abuso de menores como parte de sus ritos satánicos de culto.

En cualquier caso conviene tener en cuenta que Malachi Martin pasó a trabajar como asesor para dos Papas más, ya no como jesuita. Él realizó el trabajo textual en los Rollos del Mar Muerto (era una autoridad en lenguas semíticas). Se sacó una foto de Malachi Martin sentado entre el Papa Juan Pablo I (el Papa asesinado) y el Asistente del Papa, Diego Lorenzi en 1978, mucho después de que Martin había dejado a los jesuitas. La imagen aparece en la excelente exposición que David Yallop hace en su libro “In God’s Name” (En el nombre de Dios) acerca de la muerte de Juan Pablo I y el escándalo del Banco del Vaticano.

Volviendo a Castro y la Cuba comunista: Calvary Contender, un periódico independiente Bautista online, reporta que Henry Morris, el autor de “The Genesis Flood” (El diluvio del Génesis) informó que el Papa visitó recientemente Cuba. Castro y él compartieron el mismo podio. El Papa Juan Pablo II sonaba tan comunista como Castro.

“EL PAPA Y CASTRO suenan igual en el socialismo – Fidel Castro y el Papa Juan Pablo II se reunió el pasado mes de noviembre. Cuba es abrumadoramente católica. A los católicos se les permite unirse a su “oficialmente ateo” Partido Comunista. El Papa suena muy al estilo de Castro en sus frecuentes condenas del capitalismo, el consumismo y el sufrimiento de los pobres. Él dijo, en la Cumbre Mundial de Alimentos de la ONU en noviembre, que el desequilibrio entre ricos y pobres (“los que tienen y los que no tienen “) no puede ser tolerado”.

…………

Vamos a consultar la historia del mundo en cuanto a lo que dice acerca del jesuitismo y el comunismo:

Desde principios del año 1600 hasta mediados del 1700, la Compañía de Jesús (Jesuitas) experimentó y construyó una “Utopia” comunista en América del Sur. Una forma de sistema social comunal esclavizando nativos inocentes, los “indios guaraníes”. Estos fueron llamados “Reducciones”, siendo la más famosa la REDUCCIÓN JESUITA DE PARAGUAY. Paraguay es una de las numerosas regiones de América del Sur que fueron colonias de España y Portugal. El ministro portugués de El Rey, Marquis de Pombal, protestó ante el Vaticano diciendo que los jesuitas habían establecido su propio dominio dentro de los territorios reclamados por Portugal y España. Portugal y España descubrieron actividades mineras de los jesuitas en América del Sur, con la mano de obra de los indios guaraníes. La Reducción Jesuita en el Paraguay es la primera imagen del comunismo.

Karl Marx, (el padre del comunismo tradicional) fue entrenado en los principios del comunismo por los jesuitas en el Museo Británico en 1800, por cerca de 30 años.

Vladimir Lenin, fue entrenado por los Jesuitas en Ginebra (Suiza) acerca de los principios del comunismo. El embajador alemán en el Vaticano durante la República de Weimar y la Alemania nazi de Hitler, Diego Bergen, fue quien organizó la llegada de Stalin a Rusia desde Suiza, proporcionándole un tren sellado y completamente equipado (con la bandera del Vaticano en él). Fue cuando llegó a Rusia, que Lenin condujo la Revolución Bolchevique (Revolución Comunista Rusa).

León Trotsky, se le proporcionó un pasaje, de manera segura, desde Nueva York a Rusia para ayudar a la revolución bolchevique. Fue financiado por el recién establecido y jesuita, Federal Reserved Bank (Banco de Reserva Federal) el cual fue aprobado por un jesuita coadjutor temporal del presidente Woodrow Wilson, en connivencia con otro jesuita encubierto, el coronel Edward Mandel House.

El Banco de Reserva Federal financió la revolución bolchevique y esto quedó expuesto, a mediados de 1930, por El congresista Louis T. McFadden de Pennsylvania durante su discurso de privilegio en la Casa del Congreso de EE.UU.

Joseph Stalin, fue educado y entrenado por los Jesuitas en el seminario ortodoxo de Tiflis, Georgia, Rusia. Los jesuitas enseñaron los principios del comunismo a Stalin y al Cardenal Agagianian (Gregorio Pedro XV Agagianian fue Patriarca emérito de Cilicia de los Armenios y cardenal de la Iglesia Romana.)

Daniel Ortega , fue el jefe de los rebeldes sandinistas en Nicaragua y responsable del asesinato del presidente Anastasio Somoza. Fue el padre jesuita Fernando Cardenal quien formuló la Teología de la Liberación y la inyectó en los rebeldes sandinistas. Tanto Daniel Ortega como Fernando Cardenal fueron ayudados por el jesuita encubierto Fidel Castro. Esta nueva ideología se esparció por América del Sur y llegó a Sri Lanka, India y Filipinas. La Teología de la Liberación es catolicismo mezclado con marxismo y fue adoptada por los Padres Conrado Balweg y Luis Jalandoni.

Mao Tse Tung, fue entrenado por los Jesuitas alrededor de los principios del comunismo. En China, Mao Tse Tung fue ayudado y puesto en el poder por un conocido antropólogo jesuita, el padre Tielhard de Chardin.

Hasta este momento, sólo Colegios y Universidades de propiedad jesuitas de están enseñando teología de la liberación bajo el plan de estudios del programa de inmersión 141. Esta es una clara manifestación de que los jesuitas están enseñando comunismo o ideología marxista.

El ex maestro de Fidel Castro fue el padre jesuita Armando Llorente. El Padre Armando Llorente tiene 87 años y vive actualmente en una residencia jesuita en Miami, Florida. Exiliados nicaragüenses que ahora viven en Florida, EE.UU. culpan al padre jesuita Fernando Cardenal por ser el instigador de la guerra civil en Nicaragua llevada a cabo por los rebeldes sandinistas.

Cualquier persona que esté a punto de estudiar Historia del Mundo, ya la está estudiando o tiene un conocimiento adecuado acerca de la historia del mundo, no rebatirá estos temas y no estará de acuerdo en que son “teoría de la conspiración”.

Hay aproximadamente 6.000 libros escritos acerca de los jesuitas y muchos de estos libros fueron prohibidos, ya no hay manera de encontrarlos en ninguna librería famosa y se han perdido en las bibliotecas públicas de todo el mundo. La única biblioteca pública que continúa manteniendo estos libros raros y prohibidos acerca de los jesuitas es el Museo Británico de Londres. Pronto, los jesuitas los eliminarán también.

Fuente: Anónimo

Published in Contenidos encontrados en Internet

Un comentario

Los comentarios están cerrados.