Saltar al contenido →

De aprendices, partisanos y desertores

Los jóvenes del RAM que actúan en el sur del país han decidido, aparentemente, actuar como guerrilleros. Más allá de que en mi opinión atrasan medio siglo porque llegan a la escena política y social 50 años después, es de ellos la decisión. Si el Estado debe ser eliminado para que asuma un poder obrero que expropie a la burguesía, destruya el régimen capitalista e instaure un gobierno revolucionario, no hay duda que el camino elegido es ese. La destrucción del Estado no se obtiene mediante elecciones, régimen democrático, voluntad expresada en las urnas. Al poder se llega mediante la boca del fusil.

Es curioso que todavía se invoquen esas consignas antiguas luego de las sucesivas derrotas sufridas durante tantas décadas, con tantas decenas de miles de jóvenes muertos. Lo hacen justo en el momento en que las FARC y el ELN colombianos, los últimos exponentes del fracaso de la lucha armada, entregan sus armas y recurren al sistema de partidos para incorporarse al régimen democrático. Si se miran en ese espejo, jóvenes del RAM, comprobarán que están equivocados. Cometen un error gravísimo.

Pero más allá de estas disquisiciones, me guía otro propósito: Santiago Maldonado. Un joven pacífico, solidario, con aspiraciones de justicia, que un día se incorporó a un corte de ruta con un espíritu de confraternidad, y murió. Estamos hablando de un joven noble que creyó que era justo levantar las reivindicaciones del grupo RAM. Y la nobleza es un valor que no siempre se encuentra en políticos, sindicalistas y empresarios argentinos. Su rostro nos acompañará siempre. Y también la pregunta: ¿quién fue el responsable de su muerte?

Una de las reglas básicas del comportamiento militar, sea cual fuere la fuerza o grupo que actúe como tal, es que en el campo de batalla no se abandona a un camarada que ha caído herido. El compañero tiene el deber, la obligación, de levantar el cuerpo y no dejarlo abandonado al enemigo. Debe hacerlo aún corriendo el riesgo de sufrir la misma suerte.

Con mayor razón en este caso, puesto que Maldonado no conocía el terreno, no estaba acostumbrado a las tácticas utilizadas por sus amigos, nunca había sufrido persecución de las fuerzas de seguridad y, además de no saber nadar, desconocía que la temperatura del agua del río produce hipotermia en escasos minutos.

Los “insurgentes” del RAM lo abandonaron a su suerte. Ante el avance de la Gendarmería decidieron escapar a “su” territorio con una consigna vergonzante para quien pretende ser un guerrillero: “sálvese quien pueda”. Maldonado no pudo salvarse porque no recibió ayuda y quedó a merced de su propia ignorancia. Adelante, el compañero que huía, detrás la gendarmería. Su solidaridad no fue retribuida con la obligada camaradería de los aprendices de partisanos.

Tal vez para ocultar su propia cobardía es que mintieron afirmando que a Santiago Maldonado lo habían detenido y golpeado, tal vez por eso no pusieron empeño para buscar al compañero desamparado, en un territorio muy bien conocido por ellos. Porque no querían reconocer su propia deserción.

Sergio Bufano es periodista y escritor.

https://www.clarin.com/opinion/aprendices-partisanos-desertores_0_HyjFyOLSz.html

Published in Contenidos encontrados en Internet

5 Comments

  1. Edelmiro Gauna

    Los traicioneros y cobardes mapuches abandonan a sus propios compañeros de terrorismo. Con mas razón como no iban a abandonar a un huinca, a un goy.

    Porque Santiago Maldonado era eso, un no-mapuche, un goy.

    Tal vez su verdadero nombre haya sido santia-goy

    jaja

  2. .

    Saludos kamaradas, alguien podria pasarme el texto “Fundamentos de la Sabiduria Hiperborea Volumen II”, pero en la edicion anterior, vi que modificaron los textos, ambos, el Volumen I y II, el Volumen I por ejemplo ahora tiene 548 paginas, el anterior tenia 558, el Volumen II tiene igual de paginas pero han modificado algunas cosas, entre ellos los dibujos, tal vez todo esto sean detalles sin importancia, pero de todos modos prefiero tener los textos originales, sin modificar nada y me falta el Volumen II:
    vonsternberg@hotmail.com
    Si algun iniciado todavia lo tiene me haria un gran favor, saludos!

  3. He preguntado a muchas personas que opinan sobre darle a los mapuches un pedazo como estado independiente dentro del mismo territorio chileno. La gran mayoria se opone tajantemente y lo veen casi imposible y los que no se oponen con tanta dureza añaden que al menos debieran devolverles sus tierras ancestrales pero estas seguiran siendo parte del territorio nacional. Veo personalmente poco viable el proyecto independentista araucano, les costara sudor y mucha sangre conseguirlo. En argentina debiera ser igual de dificultoso o aun mas.

  4. .

    Creo que para comprender un poco los libros de Luis Felipe Moyano y lo que se hace al leerlos, esta podria ser una buena explicacion, en el fragmento nro. 25 de Gurdjieff:
    25. Si la evolución de la humanidad llegase a pasar de cierto límite, o, para decirlo más correctamente, si la evolución abarcase un número de hombres superior a cierto porcentaje, el hecho sería fatal para la luna. En la actualidad, la luna se alimenta de la vida orgánica en la tierra, se alimenta de la humanidad. La humanidad es parte de la vida orgánica; esto significa que la humanidad es el alimento de la luna. Si todos los hombres deviniesen agudamente inteligentes, no querrían ser devorados por la luna.
    Sin embargo, existen a la vez posibilidades de evolución, y pueden desarrollarse en individuos aislados con ayuda de conocimientos y métodos adecuados. Semejante desarrollo puede ocurrir solamente para beneficio del individuo, y va, por así decirlo, contra los intereses y beneficios del mundo planetario. Esto es lo que el hombre tiene que entender: su evolución no es necesaria sino para él mismo. Su evolución no le puede interesar a nadie más. Y nadie está obligado a ayudarle ni hay quién tenga la intención de ayudarle.

  5. La “evolucion” es satanica y solo puede beneficiar al alma. Tal vez se queria referir a la transmutacion del hombre, pero pesima palabra utilizo Gurdjieff para dar a entender ese mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *