Saltar al contenido →

5 Comments

  1. Las feministas lesbianas odian a los hombres de verdad, odian al guerrero que tiene temple y no se deja manipular, al que no traiciona su virilidad, al que no se vuelve afeminado. Quisieran ellas que todos los hombres fueran sumisos y se homosexualizaran, que se dejaran sodomizar. Tambien odian a las mujeres que son seguras de si mismas y no dudan de su femineidad. Quisieran ellas que toda mujer se victimizara aunque no hubiera motivo alguno para hacerlo. No lo dicen abiertamente, pero irradian ese profundo odio que sienten. Son un reflejo contemporaneo de las tantas manifestaciones del demiurgo satanas contra el espiritu.

  2. .

    Lo que dice Bastian es correcto, las feministas estan mal de la cabeza, nunca dicen nada coherente, su “ideologia” es una basura.

  3. .

    Sobre esto ultimo de las lesbianas, feministas, etc; cabe releer este fragmento de Fundamentos V II (tambien esta en Historia Secreta de la Thulegesellchaft) para ayudar a comprender mejor las cosas:
    El virya moderno, preso en la telaraña de sentimientos y ternuras, ya no sabra distinguir a la mujer de carne pues subyace ahora bajo el disfraz de sus proyecciones arquetipicas. Y la mujer de carne, confundida ontologicamente por la masculinidad idiotizada de los viryas, se zafara de su control, virara erraticamente entre sus propios limites sexuales y, por ultimo, se masculinizara ella misma, en un intento inconsciente por evitar la proyeccion del Arquetipo. El virya padecerá entonces un sinnúmero de trastornos sexuales desde la impotencia y la insatisfacción hasta la homosexualidad, ya que ésta última, tan frecuente entre la población masculina actual, es el efecto de una captura permanente del yo por parte del Arquetipo Dama, quién absorbe así la totalidad de la energía disponible.

    • Irina

      No estoy de acuerdo con este punto. Si con “feministas” te refieres a esas gordas de pelo verde que se ponen histéricas por cualquier cosa y nunca en su vida han sufrido auténtica violencia por parte de un varón entonces sí, puede que allí esté actuando un arquetipo raro. Pero el feminismo de verdad es otra cosa y no se ve porque no conviene que se vea, es una fuerza que cuestiona la cultura y por tanto tiene gran potencial destructor. Recomiendo el libro Sultana de Jean Sasson y la película Wadjda la Bicicleta Verde, ambas obras están ambientadas en la Arabia Saudí contemporánea y muestran las condiciones en las que surge el feminismo. El feminismo auténtico es muy duro porque trata de sacar la verdad a la luz respecto a la vida de muchas mujeres en el mundo, y se mete en relaciones de poder, por ejemplo con temas como la trata, que NO es un invento feminista porque yo me la he encontrado de cerca y que afecta mundialmente a más HOMBRES que mujeres. Un conocido mío de Egipto ya ha liberado a tres personas de eso (en Egipto los traen del Sur de África no como en Europa que suelen venir de Rumanía, Rusia…). La lástima es que detrás del patriarcado está el demiurgo y con feminismo a ese no lo van a derrotar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *