Saltar al contenido →

Marzo de 2018: una noticia buena y otra mala en la política internacional

Primero la buena: fue reelecto Vladimir Putin en Rusia.

Ahora la mala: el papa anticristo acaba de fabricar otro santo comunista, canonizó al jesuita terrorista marxista de El Salvador, Monseñor Romero. Este cura guerrillero fue ajusticiado a balazos por los patriotas nacionalistas de Arena. Con santos así, ¿quién necesita diablos?

Published in Contenidos encontrados en Internet

3 Comments

  1. En el mundo al reves los malos son las victimas y los buenos son los victimarios. Si ellos matan hacian justicia dicen, pero si nosotros matamos somos asesinos. Se imaginan si mataran a cada loco, cura o guerrillero antipatria? Arreglariamos muchos problemas…

  2. .

    No creo que Vladimir Putin sea uno de los nuestros, el papa mucho menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *