Darwin plagiador

diciembre 18, 2014 por  
Almacenado en categoría Contenidos encontrados en Internet

El teólogo y naturalista británico cambió la imagen del mundo al presentar en 1859 un concepto clave sobre la evolución de la vida. Ahora, un grupo de científicos lo acusa de haber plagiado las ideas centrales de su libro “El origen de las especies”.

Charles Darwin y Alfred R. Wallace, los científicos que compartían las ideas evolucionistas. Sólo que Darwin se apresuró a publicarlas.

Charles Darwin y Alfred R. Wallace, los científicos que compartían las ideas evolucionistas. Sólo que Darwin se apresuró a publicarlas.

Hace 150 años, un naturalista cambió radicalmente la imagen del mundo. El británico Charles Darwin presentó en 1859 un concepto clave sobre la evolución de la vida, acerca de los orígenes de la biodiversidad.

Ahora, un grupo de científicos británicos lo señala por haber plagiado las ideas centrales de su libro El origen de las especies, que sentó las bases para la Teoría de la Evolución.

Para aquéllos, la Teoría de la Evolución no se le debe a Darwin sino que le pertenece a Alfred R. Wallace, dice The Wall Street Journal, quién pasó años en las selvas de Indonesia.

Los expertos comisionaron a un grupo de analistas de computación especializados en programas antiplagio, para analizar en detalle el libro de Darwin, publicado en 1859, y comprobar si efectivamente el científico copió ideas del naturalista Alfred Russel Wallace, quien había trabajado por ocho años en Indonesia.

Según los científicos, algunas de las ideas más importantes de El origen de las especies fueron copiadas de Wallace, en particular al plantear el concepto de evolución de las especies a través de un lento proceso de selección natural.

La polémica se hizo pública cuando se anunció que Gran Bretaña celebrará el próximo año el bicentenario del nacimiento de Darwin, con un centenar de eventos, charlas, conferencias y ponencias públicas en el país.

Los festejos fueron criticados duramente por el abogado David Hallmark, miembro directivo de la Fundación Wallace de Indonesia. “El hecho de que Wallace haya quedado en el anonimato es un resultado directo de la conducta ilegal de Charles Darwin al suprimir la verdad acerca de que Wallace fue el autor de la teoría (de la evolución)”, subrayó el experto.

En el libro «La conspiración de Darwin: orígenes de un crimen científico», de Roy Davies, ex productor de programas de ciencia para la BBC, el autor acusa a Darwin de robarle a Wallace sus ideas acerca de la evolución por medio de las cartas que este le enviaba.

El “año Darwin” en entredicho

La Teoría de la Evolución de Charles Darwin se basa en viajes y observaciones realizadas en criaderos, en amplias lecturas, en una gran correspondencia, así como en experimentos propios.

En el año 2009 se cumplen dos importantes aniversarios de la vida de Darwin: el 12 de febrero es el 200 aniversario del nacimiento del naturalista, mientras que el 24 de noviembre se celebra el 150 aniversario de la publicación de su obra “El origen de las especies”.

Una gran cantidad de libros nuevos, exposiciones y conferencias acompañarán el “año Darwin”. El correo británico emitirá varias estampillas con motivos relacionados con el naturalista, se erigirán nuevos monumentos, a los que se agregan la realización de cursos y festivales.

La teoría de Darwin se basa en tres pilares: cada generación deja descendencia con leves variaciones, por lo que presentan una adaptación diferenciada a las condiciones de su entorno. Debido a la selección natural sobrevive el mejor adaptado, siendo éste también el que se reproduce. La nueva descendencia está de nuevo compitiendo entre sí. Todo esto ocurre bajo el supuesto de que las condiciones externas cambian constantemente.

Fuente: dpa / AP / Télam

FRAGMENTOS DEL LIBRO “EUGENESIA Y EUTANASIA”, de Guillermo Buhigas

1. Charles Darwin de joven tenía fama de desordenado y perezoso. A más de uno le sorprenderá saber que no estudió Biología, pues ingresó en la Universidad de Cambridge para cursar Teología, una vez se había declarado incapaz para la Medicina. Ni siquiera completó ese aprendizaje.

2. Darwin reconocía en El Origen de las Especies la imposibilidad de demostrar su teoría y pedía a sus lectores un acto de fe, lo cual no parece una actitud muy científica para empezar.

3. Erasmus había criado a su hijo (el padre de Charles) en sus mismos pensamientos y lo había enrolado en las logias. Debido a esto, Charles Darwin iba a recibir una herencia masónica, tanto del padre como del abuelo.

4. Un año y medio antes de que el encumbrado naturalista inglés publicara su “genialidad”, un personaje relacionado con él había expresado las mismas ideas sobre la selección natural. Darwin se limitó a plagiarlas. Me refiero al desequilibrado mental Alfred Russel Wallace.

5. En mi opinión, el indicio más revelador de que todo esto fue así, de que Wallace fue objeto de un plagio perfectamente diseñado y luego compraron su silencio y aceptación, es una carta escrita a su querida madre por el propio don Alfred el 6 de octubre de 1858, meses después de que su ensayo se publicara sin que él lo supiera.

6. Fuese como fuese, lo que está del todo demostrado es que Darwin escribió en menos de dos años lo que no pudo o no quizo escribir antes. Lo hizo a partir del trabajo de Wallace. Se lo plagió, pero -eso sí- con la autorización, el apoyo y el aliento de los “popes”. Merced a la publicidad exhaustiva patrocinada por la Royal Society, que supuso el inicio de la llamada “Industria Darwin”, la novedosa teoría no la compartieron Wallace y Darwin: la autoría, para la historia oficial, solo sería de Darwin y darwinismo fue el nombre fijado para la misma, a su mayor gloria. Pero quien la diseñó y la desarrolló fue Wallace.