Saltar al contenido →

Drogas sinárquicas para idiotizar aún más a los seres humanos

El benceno. Para asombro y estupefacción de los médicos calificados, la Organización Mundial de la Salud aceptó y aconsejó el uso del benceno como conservante de alimentos. Con este pretexto todos somos embriagados diariamente con el alucinógeno benceno, sustancia similar a la gasolina. Casi no existen alimentos a los que no se les agregue benceno a fin de retardar su putrefacción.

El benceno produce la anulación del Yo, volviendo más idiota al ser humano y posibilitando así su sumisión social. Esta situación de anulación del Yo produce los ahora comunes “Ataques de Pánico”. Nunca antes habían existido en la humanidad tantos casos de ataques de pánico. Pero preferible tener el cerebro con pánico que tener el cerebro vacío.

Las personas que bajo los efectos del benceno temen perder su Yo y fusionarse con el demiurgo, instintivamente han descubierto un antídoto: comer grandes cantidades de comida cada cuatro horas. Esto da algún resultado. Comer mucha comida cada cuatro horas se prescribe en India a quienes han despertado a kundalini involuntariamente. Kundalini, como el benceno, anula el Yo y produce la fusión con el demiurgo. Nunca antes en la humanidad hubo tantos obesos. Pero es mejor estar obeso que estar muerto.

El azúcar. Otro antídoto contra los efectos alucinógenos que amenazan el Yo. Da resultados momentáneos pero sus efectos secundarios son catastróficos. Nunca antes en la historia de la humanidad hubo tantos diabéticos, casi el diez por ciento de la humanidad y continúa aumentando. Parece que muchos prefieren ser diabéticos antes que imbéciles mentales.

Bromato de potasio. En dosis considerables es mortal. En dosis más pequeñas produce brutalización e imbecilidad. Esta sustancia se le agrega al pan que comemos diariamente, en todo el mundo.

Estas drogas son algunas de las herramientas que utiliza la elite sinárquica y, por supuesto, nunca prohibirán su uso.

Mario I. García Vives

Published in Artículos

6 Comments

  1. Fernando

    Es cierto que nos envenenan tanto química como culturalmente. Su web es interesante pero no esta firmada. ¿A quien escribo este mensaje? En otros sitios se firman los artículos. Sus artículos son interesantes pero me gustaría saber quien los escribe para poder ampliar conocimientos.

    Saludos!

  2. Manuel

    Dentro de los parametros terrenales el hombre cada vez idiotiza mas cada una de sus celulas que lo componen. Practicamente todo lo que ingerimos es artificial incluyendo el agua. Felicito al creador de este articulo por exponer una de las mas grandes verdades atroces del benceno que es el principal causante de que el sistema inmunologico de el hombre y otros seres vivos este dormido. Recomiendo la lectura de el libro de Hulda Clark La Cura para Todas las Enfermedades , este libro es una enciclopedia y probablemente el mejor que existe para entender todos los polutantes artificiales que nos tienen enfermos, dormidos e idiotizados. Saludos y felicitaciones por tanta valentia al exponer este concepto subliminal y atrevido de Gnosis Primordial.

  3. Jose

    Aunque el uso del bromato de potasio en el pan, lo han prohibido, según he visto en las noticias, en Europa lo han prohibido, aquí en mi país también, en el informe que leí solo en EEUU todavía lo agregan en sus panes. Los han prohibido por que es un químico que llega a dar cáncer con el tiempo, según me he informado. en su reemplazo están usando el harina de soya enzimática con el fin de hacer más suave al pan, así como ácido ascórbico un químico llamado glucoxidasa qué permite la fermentación y aumento de volumen del pan,ahora estos últimos químicos no sé si será malos también, porque pueden prohibir una cosa y adicionar otra igual o peor que la anterior, la soya enzimática no creo que haga daño. o me equivoco. No se que dirás tú admin.Ahora si estos químicos son dañinos,entonces mejor evitar comer pan, existen otros reemplazos que se puede utilizar consumir.

  4. De aqui puedo inferir varias cosas. si el azucar es un antidoto y lo estan metiendo en todo lo que se ve en el mercado. Como queda uno ahi?
    Por que al parecer mucha ingestion de azucar terminaria embotando al pancreas? haciendo al cuerpo debilitar su mecanismo de secrecion de insulina…
    Causando diabetes?
    A quien le damos el premio por saturar el mercado de azucares? a los leales ? a los traidores?
    A la final no serian estos acolitos de las potencias de las materia, los que conocen a la perfeccion que es el cuerpo humano?
    O desconfiamos de todo y se orienta la dieta a cosas que no desarmonicen la “maquina” que tripulamos o se termina cayendo igual en la trama cultural y sus males.

  5. Ghio, Osiris

    Hay que cuidar el cuerpo físico, porque lo usaremos para transformarlo en vajra y destruir lo que sea necesario y urgente destruir. Un cuerpo enfermado por la sinarquía solo sirve para cometer errores y para fundirse con el demiurgo.

  6. Natalia Gomez

    Sobre el azucar les recomiendo el libro Sugar Blues, en castellano. Su autor es William Dufty. Gracias.

Los comentarios están cerrados.