Saltar al contenido →

El Conde de Montecristo

¿Por qué se sigue leyendo esta novela? ¿Por qué sigue siendo un best-seller?

Porque describe mejor que ninguna otra el difícil proceso del despertar del hombre, seguido de su liberación y trasmutación. Este proceso es inmensamente dificultoso, pero en esta novela es completado exitosamente, de aquí su éxito.

En primer lugar su protagonista, Edmundo Dantés, es un hombre común, un hombre dormido común y corriente como todos los demás. Es un hombre exitoso socialmente y piensa casarse con su prometida. Un hombre común. Un hombre que es polvo y al polvo volverá. Nada raro hay en él.

Pero Dantés es traicionado e injustamente encerrado en una prisión. Esto es interesante, porque el espíritu también ha sido traicionado y encerrado en una prisión. Dantés está desorientado, enloquecido, no comprende el por qué del horror de lo ocurrido. Y así sucede con el espíritu.

Pero por fortuna aparece un guía, un sabio que le dará a Dantés el conocimiento, la vía que lo llevará a despertar y a escapar de la prisión. También le dará el mapa de un tesoro. Para nosotros ese conocimiento es la Gnosis, el conocimiento que por sí solo, despierta y libera al hombre.

Todo hombre que consigue despertar lo primero que querrá hacer será huir de la prisión. Y Dantés lo consigue. Tras su fuga se dirigirá a la isla de Montecristo y desenterrará el tesoro allí escondido. Aquí Dantés está ya en posesión de su Yo y de su Espíritu. Pero a esto le agrega una cosa más: su título de nobleza. Será conde, el Conde de Montecristo, y ese título significa para nosotros el cuerpo eterno de Vajra, que corona la trasmutación final a que puede acceder un ser humano.

¿Y qué hace Dantés ahora, en posesión de la realización total? Decide dedicar su vida y su fortuna a la más terrible venganza que pueda concebirse. Ya no habrá matrimonio, ni hijos, ni una vida normal para él, pues él ahora es otro hombre. O tal vez ya no es un hombre, es un super-hombre inmortal y eterno. De ahora en más vivirá para la destrucción y la venganza. Pero para el Espíritu no se trata de venganza, se trata de justicia. Su corazón se ha vuelto frío como el hielo, pero su odio arde como el fuego. No será una venganza ciega y tosca, el resto de la novela describe la más sutil y perfecta de las venganzas.

¿Se dan cuenta ahora por qué la novela El Conde de Montecristo sigue siendo un best-seller?

J.H.A.

Published in Artículos

2 Comments

  1. hollman botache

    Me parece muy bien el comentario sobre esta obra, pues como muchas veces sucede la gnosis verdadera esta manifiesta en obras que cuando eramos escolares nos hacian leer pero sin ninguna orientacion para que pudieramos vislumbrar un apice de sabiduria liberadora en ellas.

    Me gustaria saber su opinion sobre obras como El Paraiso Perdido del ingles Jhon Milton, obras de Herman Hesse como el Lobo Estepario y Demian.
    Cordialmente,

    GRACIAS.

    • admin

      Con la sola lectura de “La Religión Prohibida”, toda persona está en condiciones de discriminar lo verdadero de lo falso, lo que pertenece al Incognoscible y lo que pertenece al demiurgo, lo que pertenece al Espíritu y lo que pertenece al alma.

Los comentarios están cerrados.