Padres que abusan de sus hijos

febrero 10, 2011 por  
Almacenado en categoría Artículos

Por Sebastián Resquín

¿Saben qué es abusar de un hijo?

Fumar delante de un hijo es abusar de él, es volverlo un fumador pasivo. Es una forma de destruirlo, aunque esos padres después pongan cara de idiotas y digan “no sabía”. Emborracharse o drogarse delante de un hijo también es lo mismo. O darle de beber gaseosas azucaradas cuyos componentes nunca se dan a conocer, pues las compañías que las fabrican evaden las leyes, y sus fórmulas no están en las Oficinas de Patentes. Aumenta día a día la obesidad infantil, la diabetes infantil, los infartos infantiles, el autismo infantil, y tantas otras cosas ¿No será a causa de estas gaseosas de fórmulas secretas y desconocidas, además del azúcar? Solo sabemos de ellas que contienen un alto contenido de azúcar agregada, cafeína agregada y sal agregada (para que produzca más ganas de seguir bebiéndola), y otros venenos más. Recuerdo un rabino que me comentó que ellos jamás permiten que sus hijos beban estas bebidas-basura.

Darle alimentos con conservantes a los hijos es también abusar de ellos. Hay sitios de comidas chatarra que sobornan a los niños con juguetes y regalos si acceden a comer sus comidas-basura. Eso es abuso infantil, y los políticos, maldecidos sean, lo permiten. Recuerdo una publicidad que ví en una ruta: “consumí azúcar, es natural y te hace bien”. Ni es natural (está refinada con melaza), ni te hace bien (diabetes infantil y obesidad infantil). Maldito sea él que hizo esa publicidad. Sabemos quien es. Uno que se cree emparentado con la nobleza europea ¿Y las papas fritas, los popcorns y demás mierdas, no son lo mismo?

La televisión, con sus porno-programas-basura también está destruyendo a nuestros hijos, como el alcohol, la fornicación compulsiva y el viagra ¡Que bajo e impotente que ha caído el ser humano, que necesita pastillas de viagra para poder hacer lo que los gatitos y los perritos hacen naturalmente! ¡Hasta sus espermatozoides vienen decreciendo en cantidad!

¿No deberían quitarles los hijos a esos padres abusadores, para darlos en adopción a otras familias no abusadoras?

Hay peores abusos también: educar a los hijos con mentiras para lavarles el cerebro (los padres y las escuelas hacen eso). Decirles, por ejemplo, que los asesinos que querían implantar las dictaduras del proletariado eran “jóvenes idealistas” bien intencionados. Enseñarles que cada nuevo rico produce mil nuevos pobres, que la propiedad es robo, que hay que darle dinero mensualmente a quienes no quieren trabajar, que hay que entregarles la Patagonia a los indios venidos de Chile, que el che Guevara era un idealista, una especie de nuevo Cristo, que Fidel es un padrecito bueno, que los genocidios en Rusia no comenzaron con Lenin y Trotsky (¡miren que apellidos!) sino con Stalin, que los putos son seres superiores, etc.

¿Quieren conocer más mierda con que los padres abusan de sus hijos? Aquí va la vomitada final:

Enseñarles a los niños que un dios creador hizo un muñeco de barro y le dió vida, y que así nos originamos nosotros. Que este mamotreto adefésico llamado universo es la obra perfecta de un dios perfecto (hay que ser bien bruto para creer eso). Que la biblia es la palabra de dios (aquí sí la locura ya es total, pues en todo caso sería la palabra del diablo satanás). Que un “mesías” judío existió realmente hace dos mil años y que salvó y dió la vida eterna a todos los no-judíos. Que el satanás creador de este mundo y del hombre, debe ser admirado y adorado como si fuera un dios. Que hay que confesar los pecados, que hay que poner la otra mejilla, que hay que darle dinero a los pobres, etc., etc.

Les dejo un buen consejo: Si tienen el cerebro tan agujereado como para creer y hacer estas cosas, péguense un tiro en la cabeza, pero no abusen de los niños.

Biblioteca Esotérica Herrou Aragón

Comentarios

Los comentarios están cerrados.