Saltar al contenido →

¿Posee el FMI realmente oro?

Madrid 18 de mayo 2010 (James Turk) – Mucho se ha comentado acerca del oro que supuestamente posee y controla el Fondo Monetario Internacional.  Existen muchas preguntas sin contestar sobre la verdadera situación de este oro, y aun mas, se pone en duda  que no se trate más que de apuntes contables fantasmas.

En vez de poseer oro, puede que el FMI solamente sea dueño de una parte de “Cuentas de oro por cobrar” que fue ‘pagado’ al FMI como subscripciones de afiliación por los países miembros. 
Es decir que a través de sus bancos centrales, los países han entregado un reclamo al FMI por las reservas de oro que tienen depositadas en las bóvedas de seguridad del FMI, si es que existen.  
Y además del oro que han retirado de las bóvedas para prestarlo a bullion banks (bancos que compran y venden oro), como una herramienta fundamental en la supresión del precio del oro, tal como detalla la exhaustiva y bien documentada investigación del Comité Antimonopolio del Oro (GATA en inglés), desde que se creara este organismo hace más de diez años. 
Entonces, ¿Posee el FMI realmente oro o no?  ¿O es que sólo tiene un reclamo de las reservas de oro, de las cuales una parte o todas han sido retiradas de las bóvedas de los bancos centrales en forma de préstamos? 
El FMI no hace comentarios. La institución sigue la práctica común de todos los banqueros centrales, que se esconden a puerta cerrada para evitar su responsabilidad legal hacia el público.   
Según señala Chris Powell, cofundador del GATA: “El protocolo es que el FMI, nunca se sitúa en una posición que revele que no posee oro.  Podría revelar que el FMI tiene sólo un exiguo reclamo del oro de las reservas de sus miembros y que sus supuestas transacciones en oro no son más que apuntes contables, y que su interés principal es en realidad el de manipular el mercado del oro.” 
Así que, en vez de obtener respuestas directas del FMI para aclarar la verdad, tenemos que confiar en los detalles y pruebas disponibles, las cuales podríamos entonces considerar a fin de llegar a una conclusión lógica. En otras palabras, a pesar de que el FMI le cueste  admitirlo, 1+1 siempre es igual a 2. 
Por todo esto fue sorprendente leer algunas importantes evidencias anecdóticas sobre la manera en que le FMI lleva a cabo su contabilidad, como indicaba un artículo del Wall Street Journal del 5 de mayo 2010.  El artículo titulado “¿Quién está detrás del rescate financiero del FMI a Grecia?”. El WSJ hizo valiosos y reveladores comentarios acerca de la manera cómo el FMI explica los fondos supuestamente “donados” por sus miembros.  Esto es lo que dijo el WSJ: 
“El FMI está a favor de una unión de crédito global. Los miembros inyectan dinero.  La junta directiva de la institución lo presta.” 
Cada miembro tiene una “cuota” – y esta es una inversión financiera en el FMI, expresada en porcentaje y contribuye proporcionalmente.  La cuota de los EE.UU. es del 17.09%, seguido por Japón con 6.12%, Alemania con 5.98%, Francia y Gran Bretaña respectivamente tienen una cuota de 4.94%. 
Significa esto que los EE.UU. son responsables del 17% de la porción del FMI del paquete global para Grecia?  No exactamente. 
Antes que nada, a pesar de que todos los países son, en teoría, responsables de  invertir en el fondo común de préstamo del FMI, no todos disponen de una moneda fuerte que pudieran usar los acreedores potenciales. (Como por ejemplo, los dólares de Zimbabue o los bolívares venezolanos.) 
Pero el FMI no expone esto abiertamente.  En cambio, utiliza el concepto de “recursos utilizables”.  Es decir, utiliza el dinero de los países  que se consideran solventes.  Desde enero del 2010, un 21% de las contribuciones al FMI han sido “no-utilizables”, según el FMI. 
Dado que los EE.UU., Japón y los países europeos más importantes están en el campo de los “utilizables”, ellos financian un porcentaje más importante de los fondos del FMI, que lo sugerido por sus cuotas respectivas.  Ahora, por diferentes razones, no es posible en estos momentos determinar esos porcentajes.  El FMI recurre a fondos que han sido comprometidos, pero que siguen en manos de los  bancos centrales nacionales. Reemplace la palabra “fondos” en la frase anterior por “oro”. 
Si los países ni siquiera transfieren al FMI sus divisas nacionales, que a su vez crean de la nada, solamente con entradas en su contabilidad.  ¿Entonces realmente van a transferir al FMI el oro físico que mantienen en sus reservas? 
Por lo tanto, creo que se puede concluir, sin temor a equivocación, que el FMI se negó rotundamente a contestar preguntas básicas pero acertadas, que le realizo el periodista Vince Veneziani del Business Insider, acerca del estado de sus reservas de oro.  El FMI no posee oro. 
Así que ignoren la fanfarronada del FMI.  Es una simple propaganda anti-oro de un tigre de papel. 
En consecuencia, no se deje manipular para vender su oro físico y no deje que las patrañas del FMI le impidan seguir acumulando metal físico. 
A medida que los problemas de la deuda soberana continúen fuera de control, y se revele el miedo de los banqueros que temen desesperadamente las enormes pérdidas que sufrirán, necesitamos ahora más que nunca el oro. 
James Turk, presidente de Goldmoney

Published in Contenidos encontrados en Internet