Saltar al contenido →

2 Comments

  1. .

    Sobre las tecnicas parapsicologicas y demas cosas, no seria esta la explicacion(?), aunque sigo sin entender del todo:
    La tentación de “dominar los fenómenos” es uno de los errores primarios
    en que caen los que buscan abrirse paso en el sendero del Espíritu. Los únicos
    fenómenos que realmente importan para una elevación espiritual son los que
    ocurren personal y cualitativamente, no transferibles ni comunicables. Los
    fenómenos concretos, de percepción colectiva, llevan el sello de lo cuantitativo y
    material; es dudoso, por otra parte, que puedan producirse por un acto de
    voluntad.
    Sobre esto, la gente no especializada es víctima de una información
    intencionalmente confusa. Pero Yo, en mi calidad de Médico Psiquiatra, estaba
    familiarizado con toda clase de actos fenoménicos derivados de patologías
    psicológicas o de crisis histéricas. En los Hospitales Neuropsiquiátricos es
    común, pero obviamente poco publicitada, la manifestación de fenómenos de
    este tipo. Pueden observarse, en ciertos casos, fenómenos parapsicológicos
    acaecidos en relación con uno o varios enfermos. Estos fenómenos, muy
    atractivos para el profano, no cuentan con una adecuada fundamentación
    científica y ese hecho es la principal razón de su ocultamiento. Suelen ser de muy
    distinta tipología: elevación de un objeto en el espacio sin una fuerza evidente
    que lo sustente (levitación), desplazamiento de objetos (telekinesis), aumento
    del brillo de los objetos en la celda del enfermo o viraje en el tono de los colores
    (cromación), aparición de objetos desconocidos o desaparición de otros (aporte
    de materia), etc.
    Demás está decir que todos estos fenómenos son suceptibles de
    verificación colectiva cuando se presentan, pero completamente irreproducibles
    en condiciones de estudio o laboratorio. Esto se debe principalmente a que los
    “responsables” de semejantes fenómenos están locos de remate y generalmente
    son inconscientes de las alteraciones que producen.

    (Tal vez tengan que ver tambien con las posesiones diabolicas, etc.)

    El misterio de Belicena Villca pagina 448.

  2. No lo veo viable ni posible. Pero… Quien sabe de aqui a 100 años mas con lo estupido que son nuestros compatriotas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *