Saltar al contenido →

Categoría: Contenidos encontrados en Internet

El colapso económico que se avecina

José Alberto Villasana Munguía

Contrariamente a lo que nos dicen los gobiernos y las corredurías, entre los analistas económicos se extiende cada vez más la convicción de que lo peor de la crisis está aún por venir. Y esto porque, una vez pasadas las etapas de turbulencia en los mercados de crédito, bursátiles y de derivados, nos aproximamos ahora a la que será más explosiva de todas, la de los mercados de divisas, misma que debilitará toda la estructura económica mundial.

Unas cuantas citas recientes: Lew Rockwell: “Estamos para entrar la más grande depresión de la historia”, basándose en el informe del Bank for International Settlements (BIS), del 7 de octubre de 2009, titulado “Se aproxima una gran crisis”.

William White, Economista en Jefe del BIS, 3 septiembre 2009: «Enfrentaremos pronto una crisis sistémica que nos llevará a una recesión doblemente profunda”.

Jim Willlie CB, el 2 de octubre de 2009: «Nos acercamos a un colapso sistémico”.

La prueba de ello es el record histórico alcanzado por el precio del oro, de más de $1,110 dólares la onza, y la caída histórica del dólar hasta los 75 puntos. Esto se atribuye a lo que publicara el periódico londinense The Independent, en su Reporte Exclusivo del 6 de octubre de 2009: “Se abandona el dólar: países árabes inician reuniones con China, Rusia y Francia para dejar de vender petróleo en dólares”. El reporte señala que la nueva unidad que se plantea es 50% una canasta de monedas, y 50% oro.

Día con día aumentan los análisis y la preocupación mundial a este respecto, y la desconfianza está embargando al mundo entero respecto a la solidez de la economía de los Estados Unidos.

El abuso de la expansión monetaria de dinero ficticio (papel y dígitos de computadora), así como la práctica de fondear crédito a largo plazo con depósitos a corto plazo, ha provocado un déficit en cuenta corriente y una debilidad financiera tal que, a nivel mundial, está en riesgo no sólo la permanencia del dólar como moneda de reserva, sino incluso la viabilidad de la economía de los Estados Unidos y de todo el sistema financiero basado en el dólar. La deuda estadounidense, que representa ya el 600% del PIB de esa nación, es simplemente impagable, y pronto vendrá el el colapso.

El esquema ideal de crédito al consumo mediante deudas que se van acumulando sólo tiene un problema: las deudas algún día se tienen que pagar. Por eso, los Estados Unidos tendrán que provocar una inflación creciente y a cualquier costo, hasta el día límite en que puedan hacerlo. Pagarán con dólares cada vez más devaluados, hasta que el mundo los rechace definitivamente.

De suyo, la huída del dólar es ya un hecho. Al mes de octubre de 2009, el 63% de la composición de las reservas internacionales ya no es de dólares, sino de otras divisas, principalmente Euros y Yenes.

Una salida falsa, es la de sustituir el dólar por los “Derechos Especiales de Giro” (DEG) regulados por el Fondo Monetario Internacional, como se ha propuesto en diversas reuniones del G20. Esas unidades no dejan de ser dinero ficticio, entelequias sin existencia real, y que no representan medio de pago. El problema de una cesta de divisas sigue siendo el valor real para los países que no emiten las divisas de esa canasta, sobre todo para las economías emergentes.

Pero, además, permanece el problema intrínseco de un sistema basado sobre deuda en el que, por definición, las transacciones son incompletas (los DEG son, igualmente, no otra cosa que recibos de deuda).

De suyo, un sistema monetario viable no necesita ninguna “moneda de reserva”. Las únicas divisas que por casi tres mil años han representado un medio final de pago, son la plata y el oro, pues no necesitan un medio de intercambio que los respalde, son en sí mismos el medio de cambio por excelencia.

Una transacción basada en deuda se puede finiquitar o con el pago del principal y los intereses, o con la quiebra. No hay de otra. En un sistema financiero sano el dinero o crédito a prestar representa el exceso de producción sobre consumo. Lo otro es un engaño monumental  – y, por lo mismo, transitorio. Hasta que el mundo no aprenda la lección de que la creación de dinero ficticio no añade riqueza, sino que más bien garantiza la expansión de la penuria, el progreso económico seguirá siendo imposible. Y el riesgo inevitable.

A ello se debe la corrida al oro de los últimos años. El gobierno chino ha recomendado a su población hacerse de reservas familiares de oro. En los Estados Unidos, la demanda por el Gold Eagle es tan alta que la casa de moneda ha tenido que cerrar la venta por no poder satisfacer la demanda. Lo mismo está sucediendo en Europa.

México, que según la OCDE es el país de América Latina más afectado por la crisis “por su estrecha dependencia del dólar”, no tiene la posibilidad de hacer lo mismo que China o Europa: el 50% de la población se sitúa en los deciles de la pobreza.

Pero lo que sí puede hacer el gobierno, siguiendo la tendencia mundial y deslindándose de la divisa verde que tánto nos ha afectado y que está a punto de colapsar, es monetizar la plata. Y esto ya no solo como medida para blindar el ahorro popular, lo cual ha sido exhaustivamente resaltado en diversos informes de la Academia de Finanzas Públicas, del Colegio Nacional de Economistas y del Centro de Estudios para las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, sino también como parte de una política monetaria proactiva que nos proteja de las turbulencias externas que se enfrentaremos en los próximos meses.

Los diputados de la LXI Legislatura tienen el deber de implementar esta medida de forma urgente, antes de que el colapso del dólar y la crisis del mercado de divisas nos sorprendan desprevenidos.

Al inicio, la monetización de la plata ayudará únicamente a nivel familiar, como medio de ahorro popular, pero con el tiempo y al incrementar su emisión, también representará un medio de estabilización para nuestras transacciones internacionales, al ser la plata una moneda de intercambio (y de pago) superior al dólar y a cualquier tipo de dinero ficticio, por lo que la plata amonedada será apetecida por todo el mundo.

Las reservas de dólares acreditadas al Banco de México en los Estados Unidos sirven para dar al tenedor de pesos fiduciarios la confianza de que puede convertir sus pesos a dólares en un momento dado. Pero esa confianza está sujeta a fluctuaciones inesperadas y a la continua devaluación del dólar, que de 2001 a 2009 ha sido del 25% contra la canasta de las principales monedas del mundo.

Por el contrario, la onza de plata con valor de circulación contribuye invariablemente a la estabilidad de toda la masa monetaria, el reducir el incentivo a la fuga de divisas, y al otorgar una confianza que no deriva de las reservas internacionales del Banco de México, sino del material intrínseco que la constituye, la plata.

Adicionalmente, el Banco de México podrá aprovechar las nuevas colocaciones de onzas de plata monetizadas para lograr el mismo efecto que la restricción monetaria, pero sin el efecto negativo de deprimir la economía productiva como sucede el encarecer los intereses.

Esa sí es una política monetaria proactiva e inteligente que nos puede protejer contra la crisis que se avecina. Seguir anclados al dólar y sin aprovechar la plata, un recurso del que somos el segundo productor mundial, sería una incomprensible irresponsabilidad. Y también un suicidio.

avillasa@yahoo.com

Fuente: http://www.plata.com.mx/mplata/articulos/articulosFilt.asp?fiidarticulo=425

12 Comments

Crisis financiera internacional y la necesidad de una nueva guerra

CONTRA UN ENEMIGO «IMAGINARIO»

Faber y Mish prevén una nueva «guerra» de EEUU para distraer la atención

Los inversores Marc Faber y Mike Shedlock (Mish) debaten sobre el futuro de EEUU. Mientras Faber alerta sobre la hiperinflación, Mish lo ve “improbable”. Ambos, sin embargo, coinciden en la posibilidad de una nueva guerra “inventada” para distraer la atención.

Ángel Martín

Uno de esos vivos debates es el concerniente a si la hiperinflación entra dentro del panorama futuro más plausible. En efecto, los analistas, aunque pertenezcan a similares corrientes teóricas, no se ponen de acuerdo en advertir de los efectos de las políticas monetarias extraordinarias aplicadas.

Unos piensan que la impresión de dinero y papeles por parte de las autoridades monetarias generará inevitablemente hiperinflación, mientras que otros ven el panorama deflacionario -debido a la contracción del crédito, caída del consumo, e ineficacia de las políticas de la banca central- como el más previsible.

Esta discusión podría ser personificada por dos populares analistas: Marc Faber y Mike Shedlock (Mish). Faber es un inversor suizo y gestor de fondos, editor del boletín mensual sobre inversión The Gloom Boom & Doom Report, y popular analista entre los medios y canales financieros norteamericanos por sus predicciones catastrofistas. Por ejemplo, fue Faber quien dijo que EEUU se dirigía hacia una hiperinflación como la sufrida por Zimbabue.

Mish es gestor de patrimonios, y escribe y mantiene su prestigioso blog, Global Economic Trend Analysis. En contraposición a Faber, Mish se muestra mucho más cauto al predecir hiperinflación, y ve una clara tendencia deflacionaria, resumida, entre otros factores, en el desplome del crédito (como se muestra en este gráfico).

En un reciente post, Mish se hacía eco y discutía unas palabras del suizo acerca del futuro previsible de Estados Unidos. A continuación, les presentamos un resumen de la discusión entre Mish y Faber, donde se tocan temas que van mucho más allá del debate entre hiperinflación o deflación.

La última de las sombrías predicciones de Faber contiene una gran quiebra financiera que antecede a una guerra, liderada por los gobiernos para tratar de desviar la atención de la gente. En una conferencia realizada en Singapur, Faber realizó declaraciones como las siguientes: “La crisis no ha resuelto nada. Por el contrario, hay menos transparencia hoy que antes. El balance del Gobierno se está expandiendo, y los abusos que han llevado a esta crisis han continuado”.

La continuación de estos abusos le lleva a pensar que, “finalmente, habrá un gran colapso y luego toda la expansión crediticia llegará a su final […] Antes de que eso suceda, los gobiernos continuarán imprimiendo dinero, lo que con el tiempo conducirá a tasas de inflación muy altas, y la economía no responderá al estímulo”. Pero añade lo más terrorífico: “La familia media se verá dañada por ello, y luego, con el fin de distraer la atención de la gente, los gobiernos irán a la guerra […] Simplemente, se inventarán un enemigo”.

En este sentido, señala que hay formas de protegerse financieramente contra este escenario: “Durante periodos bélicos, las materias primas se disparan de precio […] Si quiere protegerse contra la guerra, no tiene que poseer derivados en UBS o AIG, sino que tiene que poseer [las materias primas] físicamente, como tierra agrícola o commodities agrícolas. Eso es algo a considerar para usted como una seguridad y protección personal. Tiene que poseer algunas commodities”, afirmó.

Tras exponer estas ideas de Faber, Mish pasa a comentarlas una por una:

Faber: Habrá otra guerra y será contra un enemigo imaginario.

Mish: Estoy plenamente de acuerdo en que la siguiente guerra será contra un enemigo imaginario. Casi todas las guerras son contra un enemigo imaginario y/o de escaso interés vital para los Estados Unidos. La Primera Guerra Mundial, Corea, Vietnam, y la Segunda Guerra del Golfo eran todas innecesarias. La Segunda Guerra Mundial fue un resultado directo de la Primera.

La Guerra Contra el Terrorismo es absurda. El terror es un método. Hacer una guerra sobre un método contra un enemigo que no tiene un país real está condenada al fracaso y a desperdiciar y malgastar mucho dinero. En cuanto a quién sería el siguiente, dadas las amenazas indirectas lanzadas contra Pakistán, ése sería un lugar a tener en cuenta. Irán sería otro.

Faber: El índice S&P 500 y el Dow Jones bajarán en relación con el oro.

Mish: Coincido con esto. La cuestión es en qué grado.

Faber: Finalmente habrá un gran colapso y luego toda la expansión crediticia llegará a su final. Antes de que eso suceda, los gobiernos continuarán imprimiendo dinero lo que con el tiempo conducirá a tasas de inflación muy altas, y la economía no responderá al estímulo.

Mish: La economía tampoco está respondiendo al estímulo en la actualidad, al menos de una forma significativa. El 100% del crecimiento del PIB estuvo directamente relacionado con el estímulo público. La idea de que el gasto público puede dar comienzo a una recuperación económica auténtica es ridícula. No obstante, el gasto público sí puede empezar un boom artificial. La burbuja inmobiliaria es un ejemplo de esto.

Sin embargo, para que comience un boom, los individuos y las empresas tienen que estar dispuestas a llevarlo a cabo. Ésa es la manera como funciona en una economía basada en el crédito. Ahora mismo el crédito personal se está contrayendo, los préstamos mediante tarjetas de crédito están  cayendo y las empresas, simplemente, no quieren expandirse ante incrementos de impuestos y alto desempleo.

A no ser que la Reserva Federal encienda un nuevo boom crediticio, la alta inflación es improbable. El temor ahora debería estar más en lo que haga el Congreso que en lo que haga la FED. Con todo, parece que el Congreso está empezando a ponerse un poco receloso sobre estos enormes déficits públicos. Por supuesto que el Congreso gastará, pero ¿será suficiente para que sea relevante? Lo dudo, al menos hasta que haya más purgas de deuda corporativa y de consumo vía quiebras.

Faber: El S&P no caerá por debajo de los 800 ó 900 puntos y, finalmente, ascenderá a niveles más elevados en términos nominales, pero no necesariamente en términos reales. Se espera una corrección en el corto plazo. (El S&P 500 se encuentra actualmente alrededor de los 1.100 puntos).

Mish: Dudo que el suelo esté ahí, pero podría ser. Es concebible que el S&P caiga hasta los 500 puntos que, por cierto, es lo que considero sería su valor razonable. Japón tuvo dos décadas perdidas y estimo que EEUU también pasará por ahí.

Faber: El sistema capitalista “tal y como lo conocemos hoy” colapsará.

Mish: De acuerdo. El modelo de papel moneda basado en el crédito que genera el sistema de reserva fraccionaria y la fabricación de dinero de la nada ha llegado a su cima. Matemáticamente es imposible que el actual esquema Ponzi de niveles de deuda cada vez más elevados sobreviva por mucho más tiempo. La única cuestión es cuándo y cómo estallará.

Faber: Los bancos centrales continuarán imprimiendo dinero a marchas forzadas, pero a largo plazo esta estrategia conducirá a una caída en el poder adquisitivo y de las condiciones de vida, especialmente en los países desarrollados.

Mish: De acuerdo.

Faber: Los años 2006 y 2007 fueron “la cima de la prosperidad” y es improbable que la economía mundial vuelva pronto a ese nivel.

Mish: De acuerdo. Hace tiempo propuse que el pico del crédito y de las ganancias había llegado a su cenit. Sobre el primero (junio de 2006): “La ola final de imprudencia de los consumidores creó las condiciones exactas que se requerían para su propia destrucción. La orgía de la burbuja inmobiliaria fue el último ¡Hurra! No va a volver y no habrá una burbuja más grande que la reemplace. Tanto los consumidores como los bancos se han pillado los dedos, y las actitudes han cambiado”.

Faber: La mejor forma para tratar cualquier problema económico es dejar que el mercado funcione y solucione esos problemas.

Mish: De acuerdo.

Faber
: El capitalismo colapsará de la misma forma como colapsó el comunismo.

Mish: El capitalismo no colapsará, porque no estamos practicando el capitalismo. En vez de ello, estamos inmersos en una perversa mezcla de fascismo corporativo, socialismo, corrupción y confiscación de los bolsillos para y por aquellos que controlan el país. Sí, eso colapsará.

Faber: Ningún ciudadano decente debería confiar en la Reserva Federal ni un segundo. Es muy importante que todo el mundo tenga algo de oro porque el Gobierno hará de cada dólar (en el largo plazo) algo inútil.

Mish: Ningún ciudadano decente debería confiar en ningún banco central en ninguna parte. Los problemas van más allá de la FED, y en el largo plazo todas las monedas de papel valen cero. Estas monedas no fluctúan, sino que todas se hunden a tasas variables.

Fuente: http://www.libertaddigital.com/economia/faber-y-mish-preven-una-nueva-guerra-de-eeuu-contra-un-enemigo-imaginario-1276378327/

2 Comments

La otra cara de la Madre Teresa

Fuente: encontrado en la web

Con motivo de la beatificación el 19 de octubre de 2.003, de la Madre Teresa de Calcuta, Sanal Edamaruku, Secretario General de la Asociación Racionalista de India y Presidente de «Rationalist International», emitió la siguiente declaración:

“La India no tiene por qué estar agradecida con la Madre Teresa”.

…”India, en particular Calcuta, es vista como la principal beneficiaria de la legendaria «buena obra» a favor de los pobres de la Madre Teresa, obra que la volvió la católica más famosa de nuestros tiempos, ganadora del Premio Nóbel de la Paz y una santa viviente. Al evaluar lo que ella ha hecho aquí, creo que la India no tiene razón alguna para estarle agradecida.

La Madre Teresa le ha dado una pésima fama a Calcuta, pintando esta bella, interesante, viva y culturalmente rica metrópolis con los colores de la suciedad, miseria, desesperanza y muerte. Convertida así en el gran desagüe, Calcuta se volvió el más famoso lienzo donde dibujar la caridad más especial. Su orden es sólo una entre más de 200 organizaciones caritativas que intentan ayudar a los «bajos» habitantes de Calcuta, buscando que se construyan un mejor futuro. Localmente, no es ni visible ni activa. Sin embargo, aparentes grandezas como la historia sin base de su escuela para 5000 niños le han traído a su institución una enorme publicidad internacional. ¡Y enormes donaciones!

La Madre Teresa ha recaudado muchos millones (algunos dicen que billones) de dólares en nombre de los pobres de India (y muchos más en nombre de los pobres de otros «desagües» del mundo). ¿Adónde se fue todo ese dinero? Con toda seguridad no se ha utilizado para mejorar la calidad de vida de aquellos para quienes estas donaciones fueron hechas en un principio. Las monjas de su orden les entregan algunos platos de sopa y ofrecen refugio y cuidado a algunos de los enfermos o a los muy sufrientes. La orden más millonaria del mundo no es muy generosa en realidad, ya que gusta de enseñar las bondades de la pobreza. «El sufrimiento de los pobres es algo muy hermoso y el mundo recibe mucha ayuda a través de la nobleza de este ejemplo de miseria y sufrimiento», dijo la Madre Teresa. ¿Tenemos que agradecer esta enseñanza proveniente de una billonaria excéntrica?

La leyenda de sus «Hogares para moribundos» ha llevado al mundo a las lágrimas. La realidad, sin embargo, es escandalosa: En esas casitas primitivas y superpobladas, muchos pacientes tienen que compartir las camas. A pesar de que muchos sufren de tuberculosis, SIDA y otras enfermedades altamente contagiosas, la higiene no es una preocupación para las monjas. Los pacientes son tratados con lindas palabras e insuficientes medicinas (a veces vencidas) que se les aplican con jeringas viejas y se les lava con agua sucia. Uno puede escuchar los gritos de pacientes a quienes se les extraen gusanos de sus heridas abiertas con pinzas y sin ningún anestésico. En principio, casi ni se les da analgésicos en casos de dolor extremo. De acuerdo con la osada filosofía de la Madre Teresa, «el regalo más hermoso para una persona es poder participar de los sufrimientos de Cristo». Una vez, ella trataba de reconfortar a un sufriente que gritaba diciéndole: «Estás sufriendo, ¡eso quiere decir que Jesús te está besando!». El hombre se enfureció y le gritó: «¡Entonces dile a tu Jesús que no me bese!».

Cuando la Madre Teresa recibió el Premio Nóbel de la Paz, aprovechó la oportunidad en su discurso en Oslo, difundido por los medios de todo el planeta, para declarar que el aborto era la mayor maldad en el mundo y para lanzar una fiera advertencia contra el control de la natalidad. Manifestó que su trabajo caritativo era sólo parte de su gran lucha contra el aborto y el control de la natalidad. Esta posición fundamentalista es una cachetada a la India y a otros países tercermundistas, donde el control de la natalidad es una de las claves para lograr el desarrollo, el progreso y la transformación social. ¿Tenemos que agradecerle a la Madre Teresa por liderar esta batalla propagandística mundial en contra de nuestro desarrollo con el dinero que recaudó en nuestro nombre?

La Madre Teresa no sirvió a los pobres de Calcuta, sirvió a los ricos de Occidente. Ella los ayudó a superar su sucia conciencia tomando billones de dólares de sus bolsillos. Algunos donantes fueron dictadores y criminales, quienes de esa manera trataron de blanquear sus vestidos manchados. La Madre Teresa los reverenció y felicitó por un precio. Por otro lado, muchos de sus donantes fueron personas honestas con buenas intenciones y un cálido corazón, que cayeron en la ilusión de que la «Santa del desagüe» estaba ahí para enjugar las lágrimas de todos y para terminar con la miseria y la injusticia en el mundo. Aquellos que se enamoran de una ilusión suelen negarse a ver la realidad”…

Traducción de JEES [José Enrique Escardó Steck]

 

La Madre Teresa: El Mito y la Verdad

La chocante realidad sobre ‘El Ángel de los Pobres’

Fuente: http://blogotitlan.com/noticias/2006/12/11/la_madre_teresa_la_imagen_y_la.html

 

Una Historia de Éxito

Agnes Gonxha Bojaxhiu, mejor conocida como la Madre Teresa de Calcuta, y nacida en Skopje, Macedonia, es ampliamente considerada como una santa mujer. Llegó a Calcuta el 6 de enero de 1929, cuando tenía 18 años y era una monja de la Orden de Loreto. 68 años después, dignatarios y celebridades de todo el mundo se reunieron en Calcuta para rendir un último y sentido homenaje en lo que fue un funeral digno de un estadista.

Durante todos esos años, Agnes fundó la orden más exitosa en toda la historia de la Iglesia Católica; fue galardonada pública y mundialmente con el Premio Nóbel de la Paz y llegó a ser la monja católica más famosa de todos los tiempos.

Las Dudas Más que Razonables

Pero ¿alguien se atrevería a tener dudas, cuando se refiera a una mujer menuda que es un monumento para la humanidad moderna? Si uno viaja a Calcuta, las dudas surgen de inmediato. Tomemos de ejemplo a Samity, un hombre de 30 y tantos años, sin dientes, quien vive en los barrios miserables. Él es uno de los “pobres entre los pobres” a quienes se suponía que la Madre Teresa había dedicado su vida. Parado con una bolsa de plástico en las manos, hace cola de un kilómetro de largo junto con miles de otros pobres, en la Calle del Parque en Calcuta. Los pobres esperan pacientemente hasta que los ayudantes les arrojan arroz y lentejas a palazos dentro de sus bolsas. Pero contra lo que se pudiera esperar, Samity no obtiene su escasa pitanza de la institución fundada por la Madre Teresa -de hecho, nunca la ha obtenido- sino de la Asamblea de Dios, una fundación norteamericana de caridad, la que sirve 18,000 comidas cada día.

«¿La Madre Teresa?», responde Samity. «Aquí no hemos recibido nada de ella. Y pregunta en los barrios pobres, a ver si alguien ha recibido algo de esas hermanas acá. Dudo que encuentres a alguien».

Pannalal Manik se hace preguntas. «No comprendo por qué ustedes, gente occidental educada, ha hecho una diosa de esta mujer». Manik nació hace más de 60 años en el barrio pobre de Rambagan, que con sus 300 años de existencia es el más antiguo de Calcuta.

Lo que Manik ha logrado, muy bien puede ser calificado como un auténtico milagro.

Él ha construido 16 edificios de departamentos en medio de la miseria, proporcionando un espacio para vivir a 4,000 personas. El dinero para los materiales de construcción, equivalentes a 16,000 dólares por cada edificio de departamentos, fue solicitado insistentemente por Manik a la Misión Ramakrishna, una organización hindú de caridad, la más grande de asistencia social en India. Los habitantes de esa villa de miseria construyeron con sus propias manos los edificios. Esto ha pasado a convertirse en un modelo para toda la India.

Pero ¿y qué colaboración obtuvo este filántropo de la Madre Teresa?

«Fui a verla tres veces,» dijo Manik. «Ni siquiera quiso escuchar lo que tenía que decirle. Todos en el mundo saben que las hermanas tienen muchísimo dinero, ¡pero nadie sabe lo que hacen con él!»

No es extraño que en Calcuta existan cerca de 200 organizaciones de caridad ayudando a los pobres. Lo que extraña es que las Misioneras de la Caridad de la afamada Madre Teresa, no se hallen dentro de las mayores colaboradoras en servicios de caridad, lo que contradice la imagen pública mundial de la organización.

El Mito

El nombre «Madre Teresa» estuvo y sigue estando ligado a la ciudad de Calcuta. Los admiradores y contribuyentes en todo el mundo de la ganadora del Premio Nóbel, están convencidos de que su organización debe ser la más activa en esa ciudad, en la lucha contra la pobreza. Pero no es así.

«Son absolutas mentiras», dice Aroup Chatterjee. Es un médico que vive ahora en Londres y nació y creció en Calcuta. Chatterjee, después de trabajar por años en todo lo relativo al mito de la Madre Teresa, publicó un libro que ha sido reconocido como autorizado y con información verídica: Madre Teresa: Veredicto Final.

Chatterjee condujo su investigación in situ; entrevistó personalmente a numerosos testigos y peinó de arriba a abajo los discursos y declaraciones de la celebrada católica. «Donde quiera que buscara, sólo encontraba mentiras. Por ejemplo, la mentira acerca de las escuelas. “La Madre Teresa frecuentemente decía que ella dirigía una escuela en Calcuta para más de 5,000 niños. ¿Cinco mil niños? Debió haber sido una escuela gigantesca, quizás la más grande en toda India. Pero ¿dónde está esa escuela? Yo nunca la pude encontrar, ni conozco a nadie que la haya visto jamás» -reveló Chatterjee.

Cita:

1.   La Madre Teresa siempre decía que recogía gente de las calles de Calcuta, pero ni ella ni su orden de monjas hacían eso. Cuando la gente les solicitaba ayuda, les decían cortantes que marcaran el teléfono 102 (similar al 911 de emergencia en Estados Unidos), que nada tiene que ver con orden religiosa alguna porque es del gobierno.

2.   Aunque la orden posee varias ambulancias que les fueron donadas, éstas son utilizadas sólo para transportar a las monjas a los lugares de oración y no recogen a ningún enfermo ni herido.

3. La Madre Teresa decía que su orden alimentaba 4,000; 5,000; 7,000 ó 9,000 habitantes pobres de Calcuta todos los días (el número variaba). Las tres cocinas de la orden en Calcuta sirven un máximo de 300 raciones de sopa al día. Y no sólo eso: Las cocinas sólo entregaban sopa a quienes poseían «tarjetas de comida», que eran distribuidas preferentemente a los pobres que eran católicos, que son minoría en la India.

4.   Aunque la orden que fundó la Madre Teresa tiene algo de presencia en muchos países del mundo, en la mayoría de locales se preparan monjes o monjas, no son para ayudar a los pobres.

5.   Los refugios de la Madre Teresa usualmente sólo ayudan a los niños si sus padres firman una forma de renuncia a su patria potestad y la ceden a favor de la organización.

6.   La Madre Teresa afirmaba continuamente que sus clínicas para la familia natural prevenían embarazos no deseados, pero los números que reportan no son reales.

7.   La Madre Teresa enseñaba insistentemente que el sufrimiento era bello si se evocaba el sufrimiento de Cristo; sin embargo, cuando enfermaba, sólo se internaba en exclusivos y lujosos hospitales para tratarse.

8.   El hospicio en Calcuta por el que la Madre Teresa obtuvo amplio reconocimiento, y el cual salía en reportajes y documentales, era muy pequeño; sólo tenía 80 camas y proporcionaba un servicio médico mínimo, muy elemental. Mientras ella vivió, las agujas eran recicladas, todos los pacientes eran obligados a llevar la cabeza rasurada, se prohibía recibir visitas y los analgésicos casi no eran usados. Las enfermeras no hablaban el idioma de la gente y no se involucraban en el cuidado de los pacientes. Esta labor siempre fue realizada por voluntarios.

9. La Madre Teresa a menudo aceptaba dinero de fuentes sumamente sospechosas y oscuras, la más notable de las cuales era la de Charles Keating, quien causara el fraude masivo en el sistema de cajas de ahorro y préstamos de los Estados Unidos, y es considerado un notorio ladrón por la prensa crítica de su país.

No somos monjas ni doctoras, somos religiosas

Chatterjee cita a la Madre Teresa, quien decía: «No somos monjas, no somos doctoras, no somos maestras, no somos trabajadoras sociales. Somos religiosas, somos religiosas, somos religiosas».
Y sin embargo, la Madre Teresa es tomada como humanitaria y como una mujer santa que dedicó su vida a los pobres. Nada más alejado de la verdad.

¿Cómo es vista en Calcuta la organización de las monjas de los tres galones azules en el uniforme? Como mundialmente famosas y como las que tienen mayor cantidad de dinero.

Pero, ¿cuánto dinero exactamente? Esto ha sido guardado como un secreto de estado por el Ministerio de Finanzas de la India, encargado de supervisar a las organizaciones de caridad, probablemente para no enemistarse con el poderoso Vaticano

La revista alemana Stern intentó hace unos años conseguir la información, pero el Ministerio rechazó la solicitud arguyendo que era “información clasificada”.

No conforme con eso, Stern intentó averiguar el estado financiero de la organización en Alemania, donde tiene 6 ramales. “No es asunto que le concierna a nadie el saber cuánto dinero tenemos”, dijo el jefe de las operaciones de la orden en Alemania.

Pero la verdad siempre acaba por saberse. Maria Tingelhoff, una voluntaria alemana que tuvo el manejo contable de la organización en 1981, recuerda: «Solíamos obtener al menos 3 millones de marcos anuales». Pero la Madre Teresa nunca confió por completo en los auxiliares seglares. «Por supuesto que ignoro cuánto dinero realmente ingresó en los años posteriores, pero deben haber sido fácilmente varias veces esa cantidad de 3 millones. La Madre siempre se mostró muy complacida por los donativos de los alemanes.»

Ríos de Dólares

La rama más lucrativa de la organización es la del Espíritu Santo en el Bronx de Nueva York.
Susan Shields sirvió en la orden durante nueve años y medio como la hermana Virgen. «Nos pasábamos la mayor parte del tiempo escribiendo cartas de agradecimiento y procesando cheques», reveló Shields. «Cada noche, cerca de 25 hermanas debían invertir muchas horas en preparar los recibos para los donativos. Era como una correa de producción en una fábrica; mientras unas hermanas tecleaban, otras hacían la lista de las cantidades, metían las cartas en los sobres o clasificaban los cheques. Las cantidades oscilaban entre 5 y 100 dólares. Los donantes a menudo dejaban en la puerta los sobres llenos con dinero. Antes de la Navidad, el flujo de donativos era incontrolable. El cartero traía sacos llenos de cartas y los cheques de 50,000 dólares no eran nada extraños».

La hermana Virgen recuerda que en un año había algo así como 50 millones de dólares en una sola cuenta de banco en Nueva York. ¿50 millones de dólares en un país protestante? ¿Cuánto estarían entonces recolectando en Europa o en el resto del mundo, en países con gran población católica? Se calcula conservadoramente que recogían al menos 100 millones de dólares cada año, y eso ha estado sucediendo durante muchos años.

Los Gastos Secretos

Así como los ingresos de la orden son secretos, los gastos son igualmente misteriosos. La orden difícilmente tiene en qué gastar tanto dinero. Sus establecimientos son tan pequeños y llaman tan poco la atención, que aun los vecinos tienen problemas para dar con ellos. La mayor parte de las veces, un «Hogar de la Madre Teresa» es tan sólo una vivienda para las hermanas, sin funciones de caridad. No se brinda ahí asistencia de ninguna clase.

Pero además de los donativos en dinero, la orden a menudo recibe donativos en especie. Cajas y cajas de medicinas arriban diariamente a los aeropuertos de la India. Granos y leche en polvo donados de todo el mundo, arriban en contenedores al puerto de Calcuta. Donaciones de ropa provenientes de Europa y los Estados Unidos llegan en cantidades inimaginables. En las esquinas de Calcuta, comerciantes pueden ser vistos vendiendo ropa con etiqueta occidental por 25 rupias (un poco más de 1 dólar) la pieza. Muchos de ellos gritan: «¡Camisas de la Madre, pantalones de la Madre!»

Al contrario de otras organizaciones de caridad, las Misioneras de la Caridad gastan muy poco en su propia administración, puesto que funciona prácticamente sin costos. Hermanas de 150 países forman la fuerza de trabajo más preciada de todas las operaciones multimillonarias. Habiendo tomado votos de pobreza y obediencia, trabajan sin paga, apoyadas por 300,000 ciudadanos auxiliares de buena fe.

Todo Gratis

La Madre Teresa veía como un derecho divino el no tener que pagar nunca por nada. Una vez, en Londres, compró en un supermercado despensa y comida para sus monjas por 500 libras esterlinas. Cuando se le dijo que tenía que pagar en la caja, la diminuta y aparentemente inofensiva monjita manifestó su temperamento balcánico y gritó: «¡Esto es para la obra de Dios!» Armó tanto escándalo y por tanto tiempo, que un hombre de negocios en la cola terminó por pagar la cuenta de la iracunda monja.

¿Dónde va Tanto Dinero?

En Inglaterra, país no católico, las autoridades se muestran más rígidas con la orden.

Por eso fue posible saber que cada año, de acuerdo con las declaraciones de la orden ante las autoridades fiscales británicas, una parte de la fortuna que maneja es enviada a cuentas de la orden en otros países. Cuánto y a qué países, no aparece en la declaración.

Destino Vaticano

Pero uno de los receptores, sin embargo, es siempre Roma. La fortuna de la famosa organización de caridad es controlada por Roma… desde una cuenta del Banco del Vaticano. Y lo que sucede con los dineros en el Banco del Vaticano, es tan secreto que se sospecha que ni siquiera Dios pareciera saberlo.

Pero una cosa sí es segura: Los dispensarios de la Madre Teresa en los países pobres no se benefician de la generosidad de los países ricos.

La biógrafa oficial de la Madre Teresa, Kathryn Spink, escribe: «En cuanto las hermanas se establecen en cierto país, la Madre Teresa les retira todo apoyo financiero». Por consiguiente, las ramas de la orden en los países más necesitados, sólo reciben un apoyo inicial.

La mayor parte del dinero, permanece en el Banco del Vaticano listo para financiar los lucrativos créditos que decide la cúpula cardenalicia.

La orden se ha rehusado a contestar peticiones por escrito acerca de dónde se encuentra el dinero de los donativos.

«Debería usted visitar el Hogar en Nueva York, así entendería lo que sucede con los donativos.» musita Eva Kolodziej. Esta dama polaca fue Misionera de la Caridad durante cinco años. «En la bodega del sótano del refugio para indigentes, hay muchos libros valiosos, joyería y oro. ¿Qué hacen con ellos? Las hermanas los reciben con sonrisas y los guardan. Mucho de esto ahí queda sin servir y para siempre.»

Los millones en efectivo que son donados a la orden tienen un destino similar. Susan Shields (antes la Hermana Virgen) dice: «El dinero no era utilizado indebidamente, pero la mayor parte no se usaba en lo absoluto. Cuando hubo hambruna en Etiopía, numerosos cheques llegaron marcados “para los hambrientos en Etiopía”. Una vez le pregunté a la hermana que estaba a cargo de las cuentas, si debería sumar los cheques y enviar el total a Etiopía. La hermana me contestó: “No, nosotras no enviamos dinero a África” Pero aún así, yo continué haciendo recibos para los donantes “Para Etiopía”.

Para la mente de las hermanas, las finanzas son camino de una sola vía. «Siempre se nos dijo que el hecho de que recibiéramos más que otras órdenes, mostraba que Dios amaba más a la Madre Teresa» dice Susan. Donativos y cuentas gordas son, para ellas, la medida del amor de Dios. Para ellas, recibir es más sagrado que dar.

Los que padecen son aquellos a quienes originalmente fueron dedicados los donativos.

Una vez, como Susan recuerda, los auxiliares cometieron un error de organización, así que no repartieron pan con las comidas. Las hermanas preguntaron a la monja superiora si podrían comprar el pan. «Ni pensarlo… somos una organización pobre», fue la respuesta. «Al final del día, los pobres no recibieron su pan», dice Shields, quien muchas veces comprobó casos similares. Una niña no llegó a su primera comunión porque su madre no pudo comprarle su vestido blanco, así que tuvo que esperar al año siguiente, pero conforme se acercaba la fecha, se presentó de nuevo el mismo problema. Susan (la Hermana Virgen) le preguntó a la madre superiora si la orden podría comprarle su vestido blanco a la niña. Una vez más, su petición fue rechazada de mala manera. La niña, hoy una mujer, nunca efectuó su primera comunión.

Pobres entre los Pobres

Debido al rigor de la opulenta orden, los “pobres entre los pobres”, los huérfanos en la India, son los que más sufren.

Como de costumbre, los costos para el funcionamiento de la casa hogar no son solventados por la orden, sino por los futuros padres adoptivos.

En esa casa hogar, a veces 2 ó 3 niños se recuestan en un mismo catre, en cuartos atestados, donde no queda un centímetro cuadrado para que jueguen. Una organización con una fortuna billonaria, que tiene el triple de dinero que el presupuesto total de UNICEF, ¿no puede comprar más catres y construir orfanatos decentes, con su propia área de juegos?

Desde luego, las Misioneras de la Caridad tienen dinero más que suficiente no sólo para construir una buena cantidad de orfanatos en Calcuta, sino para ayudar a miles de huerfanitos que luchan por sobrevivir en las calles de Calcuta, Bombay y Nueva Delhi.

Ahorrar, en la filosofía de la Madre Teresa, es un valor fundamental por sí mismo. Plena de orgullo, ella decía que las Misioneras de la Caridad eran “la más desorganizada organización en el mundo entero”. No se permiten computadoras, máquinas de escribir o fotocopiadoras, las que aun cuando son generosamente donadas, no se permite su instalación. Para llevar su contabilidad, las hermanas usan libretitas escolares, en las que apuntan con lápiz amontonadas cantidades hasta que se llenan.

Entonces todo es borrado y la libretita se vuelve a usar. Todo con tal de ahorrar.

Para operar como un sistema eficiente de caridad, hubiera sido inteligente entrenar a las monjas para convertirse en enfermeras, maestras o administradoras. Pero las Misioneras de la Caridad nunca son entrenadas para nada más que ser monjas.

Aun cuando las Misioneras de Cristo de la Madre Teresa han cesado la ayuda para los hambrientos en Etiopía y los huérfanos en la India -a pesar de haber recibido donativos en su nombre- hay otros más que están siendo activamente dañados por la ideología de la desorganización que prima en la organización.

En 1994, Robin Fox, editor de la prestigiosa revista médica inglesa “The Lancet”, en un comentario sobre las catastróficas condiciones prevalecientes en los hogares de la Madre Teresa, sacudió al mundo de los profesionistas al decir que cualquier operación sistemática era ajena en el manejo de los hogares en la India. Los pacientes con tuberculosis no eran aislados, y las jeringas eran lavadas en agua tibia antes de ser reutilizadas. Aún a los pacientes con dolores insoportables les eran negados analgésicos poderosos, no porque la orden careciera de ellos, sino por principio.

«El Más Bello Regalo para una Persona es que Pueda Participar del Sufrimiento de Cristo». Esto era un lema para la Madre Teresa.

El médico inglés Jack Preger trabajó una vez en el hogar para moribundos. Él dice: «Si uno quiere dar amor, comprensión y cuidado, uno debe usar agujas estériles. Esta es probablemente la orden más rica del mundo. Muchos de los que mueren ahí no tendrían por qué estar muriendo, hablando en estricto sentido médico». El periódico británico Guardián describió el hospicio como «una desorganizada forma de negligencia asistencial».

Y todo parece indicar que el cuidado médico para los huérfanos no es mejor. En 1991 el director de Pro Infante en Alemania envió un boletín a los padres adoptivos en su país:

«Por favor, revisen la vigencia de las vacunas en sus hijos. Creemos que en algunos casos han sido vacunados con vacunas caducadas, o que han sido inutilizadas por el almacenamiento defectuoso».

Todo esto apunta a una cosa, algo en lo que la Madre Teresa reiteraba con mucha frecuencia en sus discursos, y era que le preocupaba mucho más la vida después de la muerte que esta vida mortal humana.

El Dinero como Forma de Acallar las Conciencias

Y el negocio de la Madre Teresa era muy sencillo: Dinero para acallar las conciencias. Quienes se beneficiaban al máximo con este esquema eran los donantes… se sentían muy bien. ¿Se beneficiaban de alguna manera los pobres? Difícilmente.

Quienes llegaron a creer que la Madre Teresa quería cambiar al mundo, eliminar el sufrimiento o combatir la pobreza, sencillamente deseaban creerlo por su propia cuenta. Esa gente no la escuchó nunca con atención. Ser pobre, el sufrimiento como meta, eran casi como una ambición o un logro para ella, y ella le impuso esta visión de las cosas a quienes tenía a su cuidado. Su meta final era el Más Allá.

Ya con fama mundial, la fundadora de la orden tuvo plena consciencia de los malentendidos sobre los cuales la fama de la Madre Teresa se había construido. Ella personalmente escribió las siguientes breves palabras que colgó afuera del Hogar de la Madre, en Calcuta:

«Decidles que no estamos aquí para trabajar, estamos para Jesús. Somos religiosas por encima de todo. No somos trabajadoras sociales, no somos maestras, no somos doctoras. Somos monjas».

Estas palabras, mejor que ninguna otra, definen a la que fuera la Madre Teresa.

Otros comentarios expresan:

Cuando los voluntarios se ofrecían a conseguir agujas nuevas, las hermanas rechazaban el ofrecimiento, trayendo a colación una de las ideas principales de la fundadora, a saber: «El sufrimiento es agradable a Dios», auténtico leiv motiv de toda la labor de la madre Teresa. Una voluntaria inglesa cuenta escandalizada como no le era suministrado a un niño el tratamiento con antibióticos que le hubiera salvado fácilmente la vida con el resultado de su muerte, no es que tuvieran los antibióticos allí, pero hubieran podido ser adquiridos fácilmente; simplemente se negaban a neutralizar el sufrimiento, las monjas aclaraban que sus «hospitales» eran «casas para los agonizantes». Se trata de que los agonizantes mueran limpios y con el consuelo de que: su sufrimiento es agradable a dios, deben estar agradecidos por esa oportunidad y si no son católicos lo mejor que pueden hacer es convertirse y morir sufriendo, asegurándose el cielo.

5 Comments

La sinarquía estudia como será la guerra en el futuro

Hace doce años, mucho antes que los atentados del 11/S inauguraran la presente etapa de la «guerra contra el terror», el historiador Walter Laqueur anticipó que «en el futuro los terroristas serán individuos, o personas de un mismo pensamiento, que trabajarán en grupos muy pequeños».

En el mismo ensayo («Terrorismo posmoderno», Foreign Affairs, 1996) el autor añadió: «Las ideologías de estos individuos y mini grupos serán aun más aberrantes» que la de las organizaciones mas grandes del pasado. Los miembros de las nuevas formaciones serán, escribió también, «más difíciles de identificar».

En otras palabras, el juego del terror seguirá siendo el mismo de antes, pero será jugado de modo diferente, una receta para sucesivas tragedias. (Continúa)

Fuente: Clarín 6 de Diciembre de 2008 «India: los rostros ocultos de un terrorismo más letal» por Oscar Raúl Cardoso.

Comentario

Nos ha llamado la atención la siguiente frase: «Las ideologías de estos individuos y mini grupos serán aun más aberrantes». Pero, ¿Qué puede resultar aberrante para la sinarquía?

¿El marxismo, la homosexualidad, la pedofilia, las drogas destructoras de cerebros, los millones de abortos por año, las mentiras de los diarios, revistas y televisión, la falsificación de la historia?

¿Guantánamo, las cárceles secretas, la tortura legalizada?

¿La usura, la fabricación de crisis financieras, el empobrecimiento mundial, el pase del dinero y de los bienes de la mayoría a manos de unos pocos bien identificados?

¿La destrucción del clima, la fabricación de guerras?

Nada de todo esto, absolutamente nada de esto es aberrante para la sinarquía. Al contrario, el demiurgo y sus sirvientes experimentan un intenso placer ante estas asquerosidades. Y la chusma hipnotizada solo sabe obedecer.

¿Qué cosa puede ser perversa para la sinarquía? Una sola cosa: lo Increado. Y de todo lo increado, aquello que ha ingresado en el mundo del demiurgo como un palo en su culo: la Gnosis Verdadera y Eterna. ¿Estarán guiados por la Gnosis Eterna los guerreros del futuro a los que se refiere la sinarquía en su artículo?

Film: Predator

2 Comments

¿Desaparecerá la especie humana? Vean lo que se viene

Caimanes en las costas inglesas, un gran desierto en Brasil; las míticas ciudades de Saigón, Nueva Orleáns, Venecia y Bombay, perdidas, y el 90% de la humanidad desaparecida. Bienvenido a un mundo 4°C más cálido.

La buena noticia es que la supervivencia de la humanidad en sí misma no es un problema por considerar: la especie continuaría incluso si sólo un par de cientos de individuos se mantienen con vida.

Un calentamiento promedio del globo de 4°C tornaría al mundo irreconocible.

Que la temperatura aumente 4°C es muy posible. El informe del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, según sus siglas en inglés) de 2007, cuyas conclusiones se consideran conservadoras, predijo un aumento de entre 2° y 6°4C para este siglo.

Si esto sucediera, las consecuencias para la vida en la Tierra serían tan terribles que muchos de los científicos contactados para hacer este artículo prefirieron no contemplarlas, y sólo opinaron que debemos concentrarnos en reducir las emisiones a un nivel en que tal aumento de temperatura sólo tenga lugar en nuestras pesadillas.

La última vez que el mundo experimentó un aumento de la temperatura de estas magnitudes fue hace 55 millones de años. En ese entonces, las culpables fueron las grandes áreas de metano congelado y químicamente aprisionado, que se liberaron del océano profundo en ráfagas explosivas que llenaron la atmósfera con alrededor de 5 gigatones de carbono.

Esto hizo que la temperatura aumentara unos 5 o 6°C: selvas tropicales aparecieron en las regiones polares libres de hielo, y los océanos se volvieron tan ácidos a causa del dióxido de carbono que hubo una gran reducción de la vida acuática. Los mares subieron hasta 100 metros por sobre el nivel actual y el desierto se extendía desde el sur de Africa hasta Europa.

Si bien los cambios exactos dependerán de cuán rápido se produzca el aumento de la temperatura y cuánto hielo polar se derrita, podemos esperar que se desarrolle un escenario similar. El primer problema sería que muchos de los lugares donde viven las personas y se produce la comida serán inutilizables.

El aumento de los niveles del mar (a causa de la expansión térmica de los océanos, el derretimiento de los glaciares y las grandes tormentas) inundaría las actuales regiones costeras con dos metros de agua, y, posiblemente, mucho más si el hielo de Groenlandia y parte de la Antártica se derritieran.

La mitad de las superficies del mundo están en el trópico, entre los 30° y los -30° de latitud, y estas áreas son particularmente vulnerables al cambio climático.

La falta de agua potable se sentirá en todo el planeta, con temperaturas elevadas que reducirán la humedad de la tierra en China, el sudoeste de los Estados Unidos, América Central, la mayor parte de América del Sur y Australia. Todos los grandes desiertos se expandirán, y el Sahara llegará justo hasta Europa central.

Todo esto llevará a la creación de dos cinturones latitudinales secos, donde será imposible vivir, según Syukuro Manabe, de la Universidad de Tokio, Japón, y sus colegas. Uno cubrirá América Central, el sur de Europa y norte de Africa, el sur de Asia y Japón. El otro, Madagascar, el sur de Africa, las islas del Pacífico, y la mayor parte de Australia y de Chile.

Los únicos lugares que tendrán suficiente agua serán las altas latitudes. «Todo en esa región crecerá a lo loco. Es allí donde se refugiará toda la vida -dice James Lovelock, antiguo científico de la NASA y creador de la teoría Gaia, que describe a la Tierra como una entidad autorregulante-. El resto del mundo será un gran desierto con algunos pocos oasis.»

«Los humanos estamos en una posición muy difícil, y no creo que seamos lo suficientemente inteligentes como para manejar lo que se viene. Creo que sobreviviremos como especie, pero la mortandad será enorme durante este siglo -opina el científico-. Al final de éste, la cantidad será de mil millones o menos.»

«Ya es muy tarde para nosotros», dice el presidente Anote Tong, de Kiribati, una isla que se está hundiendo en Micronesia, que programó migraciones graduales a Australia y a Nueva Zelanda. «Tenemos que hacer algo drástico para terminar con las barreras nacionales.»

Incluso si se pudiera evacuar a toda la población mundial a Canadá, Alaska, Bretaña, Rusia y Escandinavia, ésta sería unas de las pocas regiones con acceso al agua, con lo cual serían valiosas áreas para la agricultura, así como los últimos oasis para muchas especies, con lo cual las personas tendrían que vivir en compactos edificios altos.

Este será seguramente un mundo mayormente vegetariano: los mares casi no tendrán peces, los moluscos se extinguirán; las aves de corral podrían tener cabida en los límites de las tierras cosechadas, pero no habrá lugar para que pasten los animales. El ganado se limitará a animales resistentes, como las cabras, que pueden sobrevivir con los arbustos desérticos.

Gran parte de la biodiversidad de la Tierra desaparecerá porque las especies no se podrán adaptar lo suficientemente rápido a las altas temperaturas, por la falta de agua, por la pérdida de ecosistemas o porque los humanos se la habrán comido.

«Puedes olvidarte de los leones y los tigres: si se mueve, nos lo habremos comido -opina Lovelock-. La gente estará desesperada.»

El prospecto más terrorífico de un mundo 4°C más caluroso es que puede que sea imposible volver a algo parecido a la Tierra variada y abundante de hoy. Incluso más, la mayoría de los modelos están de acuerdo con que si se llega a este aumento de la temperatura, el alud del calentamiento no podrá detenerse y el destino de la humanidad es más incierto que nunca.

Fuente: Gaia Vince | New Scientist

Publicado en diario La Nación 8 de Marzo de 2009

13 Comments

Antecedentes de Jesucristo. A ver si la chusma ignorante decide despertar

«Los Evangelios relatan una historia ficticia, compuesta en base a mitos paganos y sucesos contemporáneos acaecidos en Alejandría y otras ciudades de Egipto, traspuestos a Jerusalén.

«Ningún autor pagano contemporáneo de Jesús, o inmediatamente posterior, describe los hechos relatados por los Evangelios. Por lo tanto, éstos carecen de toda confirmación histórica, amén de presentar graves inconsistencias que permiten sospechar su falsedad, como las dos Genealogías de Cristo completamente discordes entre sí, presentadas por Mateo y Lucas para cumplir con diversas profecías mesiánicas.

«La biografía de Jesús fue elaborada combinando los siguientes elementos: «La Inmaculada Concepción y la Anunciación del nacimiento de un faraón divino, hijo del dios Amón y la reina virgen, representadas en templos egipcios de Luxor y Karnak.

«La Natividad de Mitra el 25 de diciembre, fecha aproximada del solsticio de invierno.

«La Adoración de los Magos al pequeño Nerón, según la tradición de los tres magos Tirídates, que saludaron al futuro emperador llamándole «rey Mitra».

«La condena a muerte del niño por parte del rey en diversos mitos, como los de Hércules, Edipo y Rómulo, que determina la ficción evangélica de la Matanza de los Inocentes. Dicho episodio es ignorado por todos los autores de la época, incluyendo el meticuloso historiador de los judíos Flavio Josefo, quien odiaba al rey Herodes.

«La purificación por agua del faraón, ceremonia que copia el Bautismo del rey de los judíos.

«El mandamiento mitraico que reza: «Aquel que no coma de mi cuerpo ni beba de mi sangre, para ser uno conmigo y yo con él, no conocerá la salvación», el cual fue puesto en labios del galileo, e instituyó la Divina Comunión.

«La llegada de Dióniso al teatro de su pasión montado en un asno, según aparece pintado en numerosos jarrones antiguos, prefigurando la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, a lomos de un borrico.

«La conversión milagrosa del agua en vino durante las bodas de Dióniso y Ariadna, antecedente de la atribuida a Jesús en las bodas de Caná.

«El apaciguamiento de las olas por parte del sacerdote de Dióniso, Pitágoras, para que sus discípulos pudieran pasar sobre ellas, milagro idéntico al que se dice obró Jesús en el mar de Galilea.

«La resurrección de una mujer por parte de Empédocles, precursora de la resurrección de Lázaro.

«La coronación por escarnio de un tal Carabas, acaecida en Alejandría el año 38, y relatada por Filón el judío con las mismas palabras y circunstancias más tarde utilizadas en los Evangelios sinópticos para relatar el episodio de la Corona de Espinas.

«El indulto a un prisionero llamado Fibión por parte del prefecto de Egipto G. Séptimo Vegetus, a instancias de la multitud, en el año 85, modelo del indulto concedido por Pilatos a Barabbas a pedido del pueblo en el Nuevo Testamento.

«La exigencia por parte de una turba egipcia de erección de estatuas imperiales en las sinagogas, según Filón, utilizando una palabra («anatithemi») que significa crucificar, lo cual conecta dicho episodio con el pasaje del Evangelio en que los judíos exigen la crucifixión del nazareno.

«Las treinta piezas de plata en que tasaron sus discípulos la vida de Sócrates, la misma suma por la que Judas vendió a su maestro.

«El destino del justo señalado por Platón: «El hombre justo tendrá que soportar que lo azoten, y finalmente, después de toda suerte de sufrimientos extremos, será crucificado».

«La respuesta de Dióniso al rey Penteo, quien ordenó su arresto y ejecución en Las Bacantes de Eurípides: «No sabes lo que haces», de donde fue copiado el dicho del Salvador en la cruz: «Padre, perdónalos, no saben lo que hacen».

«Los treinta y tres años de vida de Alejandro Magno, igualmente atribuidos al Salvador.

«La creencia en la Segunda Venida de Mitra para sacar a los muertos de sus tumbas y juzgarlos de acuerdo a sus méritos, tal cual se dice hará el Salvador en el Juicio Final.

«El simbolismo solar y lunar de Jesús determina numerosas circunstancias de su biografía, así como los personajes que lo rodean:

«Según Juan, la muerte de Cristo en la cruz oscureció el cielo, como un sol que entra en eclipse.

«Los tres días transcurridos entre la muerte y la resurrección de Cristo corresponden a los tres días de invisibilidad de la luna nueva, antes de renacer como cuarto creciente.

«La muerte de Cristo un 23 de marzo según la antigua tradición cristiana mencionada por Lactancio, y su resurrección un 25 de marzo coincidían asimismo con el equinoccio de otoño que marcaba el final y el comienzo del año astrológico.

«Ichthys, nombre griego usado para designar a Cristo, hace referencia al signo zodiacal de Piscis donde se situaba el punto vernal a principios de nuestra Era.

«El bautismo en el Jordán simboliza la inmersión del sol en el río celeste o Vía Láctea.

«Los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto corresponden a los cuarenta días de duelo que observaban los egipcios por Osiris.

«Como el lucero del alba precede la salida del sol, era necesario fingir que Jesús tuvo un precursor, llamado Juan el Bautista.

«Y puesto que Israel tiene doce tribus, una por cada mes del año, el Mesías hebreo debía contar con doce Apóstoles, ni uno más, ni uno menos. Algunos de los mencionados como tales pueden ser esenios que nunca vieron de cerca o de lejos a Jesús, los más son simplemente nombres inventados para completar el número canónico.

«En cuanto a los Evangelistas, Marcos el león, Lucas el toro, Mateo el ángel y Juan el águila, simbolizan los cuatro elementos, fuego, tierra, agua y aire, correspondiendo uno a cada estación del año solar y a cada fase de la luna.

«Antes de ser compuestos los Evangelios, los esenios depositaban esperanzas mesiánicas en el Maestro de Justicia, líder de su secta. Este se creía llamado a revalidar la gesta de Josué, quien llevó a los hebreos a la Tierra Prometida, atravesando el Jordán. Como quiera que Josué y Jesús son el mismo nombre en idiomas distintos, y que Marcos apócrifo concibe el regreso de Lázaro a la tumba como cruce del Jordán, la gesta de Josué puede compararse al cruce del río estigio para llevar a las almas a la Tierra de Promisión.

«Pero este Jesús del Antiguo Testamento envía doce hombres, uno por cada tribu de Israel, a recoger doce piedras del río, con las cuales erige un monumento conmemorativo de su gesta. Y Jesús de Nazaret envía doce Apóstoles a predicar sus enseñanzas, y erige su Iglesia sobre el llamado Pedro, cuyo nombre significa Piedra.

«Así tenemos un Jesús intemporal, considerado como salvador y guía de las almas, a quien siguen doce hombres comparables con piedras. Este Jesús era el prototipo del Maestro de Justicia esenio, quien se enfrentó al Sacerdote Malvado, jerarca del templo hebreo. Tras la crucifixión de judíos ordenada por Alejandro Janneo en 88 antes de la Era cristiana, pudo asociarse definitivamente, al Redentor Jesús el tema de la cruz, que de hecho se insinuaba en otros mitos mesiánicos.

«El complejo de creencias cristiano anterior al siglo I ya tiene doce acólitos como personajes secundarios, una crucifixión como argumento, y un Redentor mítico llamado Jesús como protagonista, tanto antiguo como actual -en la figura de su epígono, el Maestro de Justicia esenio- de la lucha por la instauración del Reino de Dios.

«Pero el pensamiento esenio aún es circular, como el del resto del mundo pagano. Es Pablo quien corta el eterno retorno del Mesías, declarando válido por toda la eternidad el sacrificio en la cruz. Su prédica fue seguida de inmediato por la conquista romana de Jerusalén, con lo cual no hubo más Maestros de Justicia. Los, esenios exiliados en Alejandría se encontraron ante la disyuntiva de morir en su fe, o transformarse para sobrevivir. Eligieron esto último, para lo cual sólo tuvieron que seguir el camino trazado por Pablo, y redactar la biografía ficticia de ese Salvador cuyo sacrificio no necesitaba repetirse para ser eficaz como instrumento de Redención.

«Los tres Evangelios sinópticos fueron escritos en Alejandría, con el objeto de presentar a los gentiles comenzados a convertir por Pablo una semblanza verosímil de Cristo. En su afán por dar relieve al personaje, sin embargo, Marcos comete un burdo error, al presentar a Jesús citando la traducción griega del Antiguo Testamento en sus argumentos contra los fariseos, en lugar del original hebreo. Se pone así de manifiesto que sus palabras no son las de un supuesto Mesías galileo, sino las del judío helenizado que escribió su biografía.

Pero no había posibilidad para los conversos de Alejandría y Roma de verificar acontecimientos que se decían ocurridos en Jerusalen. Y así pasó esta ficción literaria hebrea a ser adorada como el Hijo Único de Dios por todo Occidente, durante más de un milenio. Sic transit gloria mundi.»

Del libro «Fuego sobre las tumbas», del autor Demetrio Charalambous.

12 Comments

Orígenes paganos de una patraña

La Navidad tal como la concebimos hoy conmemora el nacimiento de Cristo, sin embargo, curiosamente, la Iglesia jamás ha reconocido oficialmente que el Mesías naciera el 25 de diciembre. Esta fecha fue elegida enteramente bajo la influencia pagana; desde tiempos inmemoriales era el aniversario del sol, que se celebraba entre los pueblos indoeuropeos significando la vuelta de la luz tras la oscuridad invernal. La fecha del nacimiento de Jesús es, sencillamente, desconocida.

El evangelio más antiguo, el atribuido a Marco, ignora todo sobre la infancia de Jesús. Mateo sitúa su nacimiento en Belén de Judá a causa de una profecía de Miqueas (II, 1; cfr. también Lucas, II, 4-7). Juan (VII, 41-42). lo sitúa vagamente en Galilea, citando, sin refutarla, la profecía según la cual el Mesías debería nacer en Belén. La tradición hacía alusión a la gruta de los pastores, pero es desconocida para los evangelistas; pudiera hacer referencia a un santuario del Dios Adonis que fue tardíamente asimilado por la Iglesia. Sobre el período del año durante el cual el acontecimiento habría tenido lugar, los evangelios no ofrecen ninguna información.

El prólogo añadido al Evangelio de Lucas (III, 6), con los pastores velando, en la noche al aire libre, guardando sus rebaños, parece sugerir una fecha más bien primaveral.

Cuando a partir del siglo II, los cristianos creyeron un deber situar en el año la fecha del nacimiento de su Dios, se produjeron las afirmaciones más contradictorias. Clemente de Alejandría propondría el 18 de noviembre; otros el 2, el 20 de abril y el 20 y 22 de mayo. Los cronologistas egipcios optarían por el 28 de marzo. En el 243 el documento «De Pascua Computus» adoptaría la misma fecha.

Es en la primera mitad del siglo II cuando las comunidades gnóstico-cristianas que operaban en Alejandría, seguidos por los cristianos de Siria y luego por el conjunto de comunidades de Oriente, se decidirían definitivamente por el 6 de enero como fecha oficial del nacimiento de Cristo. Esta iniciativa sería tomada bajo presión de una antigua costumbre y con un evidente deseo de sincretismo.

El 6 de enero, en efecto, estaba consagrado a la bendición de los ríos en el culto a Dionisios, que entre los egipcios se identificaba con Osiris. La Epifanía (del griego Epiphaneia, aparición, manifestación) de Dionisios se decía que se había producido en la isla de Andros (en la que un vino milagroso atestiguaba su misteriosa presencia) en la noche del 5 al 6 de enero. La de Osiris, festejada en la misma fecha el 11 de Tybil (equivalente a la fecha del 5 al 6 de enero), era precedida de un período de duelo preparatorio; se lloraba a Osiris muriendo en la época del solsticio. Luego el feliz acontecimiento se producía y las aguas del Nilo se trocaban por vino. El mismo día, igualmente, Isis alumbraba a Harpocrates, el Sol (re)naciente.

Se conmemora el nacimiento de Aion, hijo de la Virgen, el Eterno, homólogo de Dionisios y de Osiris: tras una noche de oraciones, se descendía a una cripta para retirar la estatua de un niño recién nacido, con una cruz y una estrella de oro marcada en la frente, las manos y las rodillas. Se escribía entonces: «la Virgen ha tenido un hijo, ahora la luz va ha renacer». Esta fiesta tenía un carácter cívico; en 331 a. JC. Alejandro Magno había fundado Alejandría y, para asegurar la perennidad de su ciudad, la había consagrado a Aion, el Eterno.

Es pues bajo la triple influencia del culto a Dionisios, de Osiris y de Aion, como el nacimiento de Jesús, entonces idéntico a la Epifanía, fue primeramente fijada el 6 de enero. Este origen explica también la atribución en esa misma fecha de otro episodio de la vida de Cristo de singular importancia: el milagro de las bodas de Canaá. La tradición griega se relacionaba también con el simbolismo de las «bodas» del dios solar con las aguas (no en vano el sol al caer tras el horizonte se decía que se sumergía en las aguas) y en el caso de Jesús es significativo que esencialmente el milagro consistiera en la transformación del agua en vino en una fecha en que los rituales griegos, egipcios y siriacos se celebraban con vino.

En el s.IV, todo el oriente cristiano celebra definitivamente la natividad del Señor el 6 de enero. En el 386 se dice oficialmente que las dos grandes fiestas cristianas son la Pascua y la Epifanía. Melitón de Sardes compara Cristo con Helios (el sol en la mitología griega): «cuando el sol con las estrellas y la luna se bañan en el océano por qué Cristo no podría haber sido bautizado en el Jordán? El rey del cielo, el príncipe de la creación, el sol levante que apareció también a los muertos del Hades y a los mortales de la tierra, como un verdadero Helios, ha ido hacia las alturas del cielo».

Pero en esta fecha, en occidente, otra tradición estaba surgiendo. y que tenía por centro el día 25 de diciembre. Esta decisión tuvo motivos muy similares a los que inspiraron a los cristianos de oriente. Aquí, no se trataba ni de Osiris, ni de Dionisos con quien se trataba de comparar a Jesús, sino de la vieja tradición indoeuropea de los ritos del solsticio de invierno y, por otra parte, las prácticas relacionadas con el culto a Mitra.

Desde tiempos inmemoriales, el solsticio de invierno ha constituido una de las fiestas más importantes de los pueblos indoeuropeos y ha sobrevivido en todas las culturas que estos han creado. Durante este periodo (los «doce días»), que marca el momento donde las noches son las más largas del año, los ancestros de los europeos celebraban el próximo regreso del sol y el renacimiento de la vida que no muere.

En Roma, el mitraismo rivalizaba en dura competencia con el cristianismo primitivo. El (re)nacimiento de Mitra era festejado todos los años el 25 de diciembre, o sea en pleno solsticio, poco tiempo después de las Saturnales romanas, en las que, durante una semana, multitudes de hombre y mujeres portando guirnaldas y coronas de flores, se ofrecían mutuamente regalos.

Igualmente este día se celebraba, ya bajo el Imperio, la fiesta del «Sol invictus». En esta fecha, refiere Macrobio se sacaba de un santuario una divinidad del Sol, representado como un niño recién nacido.

Cuando la Iglesia a finales del s. IV, quiso conmemorar la fiesta de nacimiento de Cristo y su bautismo en el Jordán, se adoptó la fecha del nacimiento de Mitra. El hecho es admitido por algunos autores cristianos. Credner escribe:»los Padres transfieren la fecha del 6 de enero al 25 de diciembre porque la costumbre pagana quería que se celebrara en esta fecha el día del nacimiento del sol alumbrado, velas como signo de alegría y cómo los cristianos tomaban parte en estos rituales paganos. Cuando los doctores de la Iglesia vieron como los cristianos permanecían apegados al culto solar, tomaron la decisión de celebrar la natividad de Jesús ese día» (De nataliorum Christi origine, 1833).

La primera mención latina del 25 de diciembre como fiesta de la natividad se remonta al año 354. Figura sobre el calendario de Filocalo, que fue publicado por vez primera en 1850 por el historiador Theodor Mommsen. Aquí, el 25 de diciembre está señalado como el «Dies Natalis Solis Invicti» al mismo tiempo que se indica como la fecha de los nacimientos de Cristo y de Mitra.

La navidad habría sido instituida como fiesta por el papa Julio I (337-352), pero el dato no descansa sobre ningún documento fiable. Es en este periodo cuando la fiesta comienza a extenderse por toda la cristiandad y colocada en un plano de igualdad con las fiestas de Pascua y Pentecostés, mientras que esta última continuaba siendo considerada la fiesta de los Reyes Magos, al mismo tiempo que el de las bodas de Canaan y el bautismo de Jesús en el Jordán. En el 440, la Iglesia se decide oficialmente a celebrar la ceremonia del nacimiento de Cristo en la fecha del 25 de diciembre la cual se convertirá en una fiesta obligatoria en el 506. El emperador cristianizado Justiniano lo hará un día festivo en todo el Imperio de Occidente.

De forma muy reveladora, la transferencia de la navidad del 6 de enero al 25 de diciembre coincide con la implantación del cristianismo en Europa y su triunfo en Roma, y con el abandono progresivo de los ritos orientales.

En los siglos IV y V resulta de todo esto un conflicto violento entre la Iglesia de oriente y la de occidente. Las comunidades cristianas de Armenia y Siria, especialmente, se escandalizaron por la elección del 25 de diciembre, día que reconocían como fundamentalmente «pagano». Acusaron a los «occidentales» de idolatría y decidieron permanecer fieles a la fecha del 6 de enero, olvidando aparentemente los orígenes así mismo paganos de esta fecha. Posteriormente algunos terminaron sometiéndose, mientras que en Europa la tradición se unificaba poco a poco; antiguos textos litúrgicos fueron corregidos para unificar criterios y los sacerdotes recordaban oportunamente que la Biblia llama al Mesías «Sol de Justicia» (Malaquías, IV, 2), celebraban la «luz nacida de la luz» (Lumen de Lumine), expresión que había sido tomada de los textos mitráicos («la llama nacida de la llama»).

Dirigiéndose a sus contemporáneos, San Agustín (Sermones CXV, 1) les suplica no venerar el 25 de diciembre como un día no sólo consagrado al sol, sino también en honor de Dios.

A principios del s. VII, Bede el Venerable refiere que el año 601 el Papa Gregorio I dirigiéndose especialmente a los misioneros ingleses, en particular a Melitus y Agustín de Canterbury, les pide trabajar para desterrar el sentido de las fiestas paganas arraigadas todavía en la cristiandad, especialmente la fiesta del solsticio de invierno. Escribe Gregorio I: «No destruyáis los santuarios en donde están entronizados los ídolos, sino solamente los ídolos que están en estos santuarios.

Consagrad el agua colocada en estos santuarios; construid altares en estos templos de forma que la población viendo que los edificios no están destruidos, renuncien a sus errores y adoren al dios verdadero».

El carácter original y pagano de la fiesta de la Navidad frecuentemente ha sido cuestionado por sectores radicales y fanáticos de la Iglesia católica. Bajo Cromwell, las celebraciones navideñas fueron prohibidas en toda Inglaterra, en función de la hostilidad que los puritanos profesaban respecto a todo lo que pudiera recordar el carácter de los orígenes; no fueron restablecidas sino hasta el reinado de Carlos II.

En Escocia, la Navidad, considerada «fiesta pagana» fue prohibida en 1583 y se aplicaron correctivos a quienes realizaran cualquier tipo de festividad ese día. Aún hoy ciertas sectas cristianas como los Testigos de Jehová se niegan a celebrar la Navidad.

Y es que, en todo esto, seguimos a Nietzsche cuando afirma que «la Iglesia ha corrompido las fiestas: hace falta ser necio para no sentir que la presencia de los cristianos y los valores cristianos es una opresión funesta contra todo lo que constituye la atmósfera moral de una fiesta. Una fiesta implica la exhuberancia, una divina afirmación de si, nacida de un sentimiento de plenitud y de perfección animales, estados que el cristiano no puede aprobar sinceramente. Toda fiesta es pagana por esencia…»

En estas fechas nuestros ancestros celebraban la vuelta del sol, de la luz que disuelve las tinieblas, de la vida, el comienzo de un nuevo renacer marcado por la presencia del astro rey. Como diría Renán «la historia del mundo no es otra que la historia del sol».

Más datos

Un 25 de Diciembre, había nacido Horus, apodado «hijo elegido de Dios», tuvo doce discípulos, fue bautizado por Anup y traicionado por Typhon, murió en una cruz y al tercer día resucitó.

Similar estructura se repite en otras culturas: Atis nació en Frigia, hace 3.200 años, de una virgen; una estrella lo anunció; hizo milagros, tuvo discípulos, lo crucificaron y resucitó.

La virgen no aludiría a María, sino al signo de Virgo, que en latín significa virgen.

La creencia de que el hijo de Dios murió en la cruz y al tercer día resucitó se reduce a un simbolismo astronómico: el sol «muere» cerca de la Cruz del Sur y a los tres días «resucita», es decir, cambia de rumbo y le trae al norte cada vez más luz, esto explica por qué Jesús, Horus, Atis y todos los otros comparten el proceso de la cruz y del resucitar a los tres días. Los doce discípulos son las doce constelaciones zodiacales que el sol recorre anualmente; y la cruz cristiana es la cruz del zodíaco, que divide al año en cuatro estaciones.

Comentarios cerrados